Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Nuestro baile del jueves


-“Nunca digas frases demasiado trascendentales.”
(Hombres G)




Es un hecho universalmente aceptado que alguna gente se toma los jueves como si fueran parte del fin de semana. Gentuza trabajadora, estudiantes, profesores interinos en pueblos perdidos, peña que está deseando borrarse el viernes pero que no quiere renunciar a un poquito de convivialité en el sitio donde viven entre semana con la gente con la que comparten sus fatigas. Yo era uno de esos cuando vivía en Cosica, todos recordaréis las afamadas “cenas de los jueves”.

Afortunadamente para todos (salvo para el interés del blog, me lo confesó el buen Migue), yo ya no vivo en Cosica desde hace año y medio. Pero este año las cosas están queriendo que tenga muchas actividades los jueves por la tarde-noche, no en plan escapista, más bien son actividades culturales, pero la verdad es que casi al final de la semana ya van entrando de puta madre. Allá donde haya una feria del libro, la presentación de una novela, un recital poético, una mesa redonda (o cuadrada), una tertulia, una firma de libros o discos, etc, allá que me voy yo normalmente acompañado de mis amigos más culturetas. Y es una delicia, no os lo voy a negar.


Las más de las veces se acaba “tomando un vaso” (maravillosa expresión que le robo a Alejandro Luque), y no es casualidad que “cultureta” rime con “croqueta”, ya me entendéis… Pero es lo que ya he dicho siempre, una reunión de esa naturaleza no quiere decir que se la pase uno todo el día hablando de serventesios, antes al contrario, se hablará de culos y de noticias de la prensa, pero es verdad que da un placer hablar –EL PURO PLACER DE CHARLAR, POR DIOS- con gente amiga, con gente competente, que habla, que escucha, que tiene cosas que decir: que no grita, que no insulta, que sabe hilar dos frases seguidas con una conjunción… es todo tan diferente de mi trabajo…

Ayer escuchaba al afamado banco ING Direct pediros vuestro dinero y anunciaban que no cobraban comisiones, y que la palabra “comisión” pasaría al “contenedor de las palabras inútiles” [sic] “como equinodermo, inane o mayéutica. La verdad es que poco me faltó para tener un accidente con el coche, de la pena, el shock y el susto que me invadieron al escuchar este anuncio. Promoción desvergonzada de la incultura y la pobreza léxica, VIVA! “Caretas fuera!”, como dijo el otro día Fito Páez en la presentación de su disco nuevo. A qué fingir que nos importa hablar bien, conocer palabras nuevas (di-fí-ci-les), de uso menos frecuente? Si lo que importa es que usted ingrese su dinero en mi banco, señora!


En estas estábamos cuando el jueves pasado por la tarde, en un espacio menor a 1 km cuadrado, me encontré en Miciudad a Carlos Moyá, Manolo García, Los del Río y Luis Alberto de Cuenca. Adivinad a quién me dirigía a ver yo. Todos mis amigos saben que “conmigo se ven famosos”, eso es así, y qué alegría da, este post me está recordando a aquellos de alivio y júbilo derivados de mi mudanza de nuevo a la ciudad del asfalto y los pasos de cebra, a los mostradores, a los anaqueles de las librerías, a un activista radical que se desgañita cantando un temazo de Horacio Guarany mientras a su alrededor la ciudad, a punto de las compras navideñas, lo ignora entre brutal y perezosa.

Pero yo no te ignoro, amigo, yo te escucho alto y claro: “si se calla el cantor calla la vida”, mis compadres y yo sintonizamos con tu canto inútil y a lo mejor, si tuviéramos dos huevos, nos iríamos a recitar contigo, ese poema de Luis Alberto de Cuenca que dice “Navidad: horror inexplicable/ con que los astros dan por terminado el año”.

4 comentarios:

fritanga dijo...

Divinos jueves, amigo. Ojalá vengan muchos así.

Elisabet dijo...

Los jueves son los nuevos viernes! Aunque yo sea de las pocas universitarias que no gusta de no tener clase los viernes :(
Pero como los fines de semana tengo que volver al pueblo, se aprovechan los jueves más que nunca en la capital!

Pachi dijo...

Yo también me cagué en los publicistas de ING cuando lo oí por la radio. Sobre todo por "mayéutica", palabra que adoro no sólo por su significado, que siempre me ha cautivado (adoro el concepto [creo recordar que me lo enseño el Calles, por cierto]), sino porque es una palabra sonora donde las haya. Por no hablar de su étimo griego (¡qué bello simbolismo!)... Hasta su grafía es estética: con su "y" y con su tilde en el diptongo.

Con respecto a los jueves, a mí me viene fatal: mi barrio (El Arenal), se peta ese día por la cantidad de movidón que allí hay. Así que no solo tiene uno problemas para encontrar aparcamiento los viernes y los sábados noche, sino también los jueves...

natalia dijo...

Es verdad que contigo se ven famosos!!!!La última vez que compartimos vaso vimos a Jose Manuel Soto, recuerda usted? La marcha de los jueves...qué tiempos aquellos en bares que ya no existen como el Área, donde pinchaba música un entonces desconocido DJman. Glorioso.

 
click here to download hit counter code
free hit counter