Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

domingo, 24 de abril de 2011

Troubles (I)


-“Es la misma canción desde 1916”
(The Cranberries)




Mañana es Lunes de Pascua, no sé si seréis mucho de celebrar la Resurrección de Cristo o no. Mañana en Irlanda, además de la fiesta religiosa (en un país donde las toman en serio: por ejemplo, el Viernes Santo no se vende alcohol) se conmemora una importante efemérides, el Easter Rising de 1916, que cayó en 24 de abril, Lunes de Pascua. No me convence “Alzamiento” ni “Levantamiento” ni “Rebelión” de Pascua, de modo que lo dejamos en Easter Rising.

¿Qué ocurrió este día y por qué se conmemora? En palabras de W.B. Yeats, el poeta Premio Nobel dublinés, nació “una terrible belleza”. Este fue el día elegido por los rebeldes nacionalistas irlandeses para proclamar una República Irlandesa, independiente del Imperio Británico. El sueño de una gran parte de irlandeses desde hacía siglos, una Irlanda independiente y libre. El resultado ya lo sabéis todos: la revuelta fracasó, en el sentido de que el levantamiento fue aplastado y sus cabecillas ajusticiados, pero la mecha de la independencia había prendido irremediablemente en la sociedad irlandesa y los acontecimientos de 1916 llevarían a la larga a la consecución del Estado Libre Irlandés en 1922, con sus altibajos y cambios de nombre, tras una guerra de independencia y otra civil.


Simplificando las facciones, grupos y grupúsculos que actuaron en estas guerras y el propio prólogo del Easter Rising, los contendientes fueron tal que así: Irlanda contra el Imperio Británico. Del lado de este último estaban el Ejército Británico (el que luchó contra el Kaiser y contra Hitler, el que usted y yo conocemos, señora) y varios cuerpos de “gendarmería” irlandesa bajo bandera británica, entre ellos los famosos Black and Tans (negros y marrones, por el color de su uniforme), formados a partir de veteranos irlandeses de la 1ª Guerra Mundial. Del otro lado estaba el Ejército Republicano Irlandés, más conocido como IRA. (¿El IRA que tú y yo conocemos, Porerror? ¿El que ponía las bombas?...)


Shshshshshshsh! Desde 1916 el IRA luchó contra Gran Bretaña, con tácticas de guerrilla, hasta el punto de que durante la Guerra de Independencia fue reconocido como el ejército oficial por el primer parlamento irlandés. Desde que se declaró la independencia y se aceptó la partición de la isla (ya sabéis, seis de los condados del Ulster se quedaron en Gran Bretaña y esa parte se llamó Irlanda del Norte), el IRA se desgajó en dos, los que dieron por buena la nueva situación y los que no la aceptaban, que fueron los que mataron a Liam Neeson, digo, a Michael Collins.

Bajo una forma u otra, el IRA ha continuado luchando por la libertad/unificación de Irlanda o aterrorizando y cometiendo actos criminales, según se mire. De lo que no cabe duda alguna es de que para cuando se revivió el conflicto en Irlanda del Norte a finales de los años 60, el IRA era una organización casi extinta, y que diferentes grupos terroristas adoptaron su nombre para legitimarse como directos sucesores de los que en su época habían conseguido una república irlandesa por las armas.


En abril de 2011 ha habido algunos atentados de una nueva facción del IRA, y el jueves pasado la prensa irlandesa se hacía eco de una amenaza de ese grupúsculo contra la Boda Real de Guillermo y Kate Middleton. Es curioso comprobar cómo unas situaciones históricas llevan a otras, y más aún cómo se van construyendo las narrativas. Cómo una historia de opresión que duraba ocho siglos, con injusticias, racismo, puteos varios, inflamada por el nacionalismo decimonónico, dio lugar a un país que está mutilado. Cómo el miembro que le falta se ha estado desangrando durante treinta años, y solo ahora parece haber encontrado la “paz” –tensa, difícil.

Cómo los chicos de los pasamontañas y los AK-47 nos quieren hacer creer que son un “ejército invicto” en vez de una banda terrorista. Cómo para una nación orgullosa y joven, la república de Irlanda, 1916 marca el comienzo de un sueño de independecia, mientras que para Gran Bretaña la fecha supone una alta traición en un crítico momento de Guerra Mundial (igual que Serbia no quería formar parte del Imperio Austrohúngaro, Irlanda se quería desgajar del británico).


Hoy día es posible comprar un libro de la editorial Osprey sobre el Easter Rising de 1916, como si fuera una campaña más, como las batallas del Somme o de Jutlandia. También un tebeo para niños que explica el levantamiento y su brutal represión, en términos de “buenos y malos”: la República la fundaron una serie de poetas, profesores, soñadores… el IRA en realidad no quería disparar (no exagero: hay una viñeta en la que un suboficial le dice a un pelotón literalmente “¡Os he dicho que no abráis fuego!”). Irónicamente, el tebeo viene escrito en inglés, la lengua del opresor, la del reverso de esa cultura céltica y católica, que los irlandeses no se pueden sacudir, porque la llevan a cuestas como la otra cara de una moneda que fueran. Y ese es su destino trágico.

3 comentarios:

fritanga dijo...

Jugoso repaso a la reciente historia de Irlanda. Por allá debe de andar Troitiño ahora, buen Moraga.

natalia dijo...

Me encanta el análisis, claro, objetivo, directo, científico. ¿Para cuándo la segunda parte de Bohemio, PORERRORRRR?

El_Tesorero dijo...

Qué bonito el aeropuerto de Dublín, qué 17 horas más buenas eché allí...

Ya en serio, lo del gaélico me llamó la atención, una lengua rara pero hermosa. Ahora, los irlandeses son listos, promueven su lengua pero no renuncian al inglés, una llave que les abre multitud de oportunidades. A ver si aprenden otros de por aquí...

 
click here to download hit counter code
free hit counter