Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

viernes, 22 de agosto de 2008

Noche oscura del alma


“Jesús era negro, no, no, no, Jesús era Batman. No: ese era Bruce Wayne”.
-Black Grape


Cuando yo era chico, la admiración por Batman estaba bastante extendida. Una de las razones era su imperfección, su debilidad, en dos palabras: su humanidad. Entonces decíamos: “Batman mola porque no puede volar”.

Lamento comunicar que ahora Batman sí puede volar, vaya por delante la única crítica que se le puede hacer a la última peli de su nueva saga. Bueno, hay otra: su metraje. La cinta dura más de dos horas y media, y aunque no aburre en ningún momento, sí quería dejar constancia de este “defecto”, por aquello de ser imparcial. Porque todo lo demás que voy a decir sobre esta peli, amigos, va a ser positivo.

¿Peliculón? ¿“Obra maestra” –como se ha leído en cierta prensa? Yo qué sé, amigos. Lo único que sé es esto. Que va uno a ver la última de Batman, El caballero oscuro (2008), y a los treinta segundos ya está con el culo al borde del asiento. Y que esta sensación de pasmo (buena) no lo abandona a uno hasta que acaba la peli, con uno de los mejores finales de película de superhéroes que se hayan visto.


Madre mía, qué acción, que escenazas, qué peleas. En este caso, el encargado de liarla parda es el Joker, un personaje interpretado por el difunto Heath Ledger (y, bueno, sí, ya todo sabemos su historia, ¿no?). Confieso que yo soy mucho de Batman (1989) de Tim Burton, principalmente debido al papelón que hacía Jack Nicholson como malvado bufón de la baraja. Por eso esta peli con esta nueva encarnación del Joker me daba un poquito de aprensión, pero ya antes de ir a verla decidí que no las iba a comparar. Y es lo mejor, porque al final ambos Jokers no tienen nada que ver, el otro era un histrión, este un psicópata. Igual que en la primitiva el comisario Jim Gordon era Pat Hingle con papada y aquí es un enorme Gary Oldman con gafas de pasta.

Para el nuevo Joker solo tengo elogios, ya que es en sí, una creación. Nada se dice aquí de Jack Napier y de cómo pasa a convertirse en Joker, poco queda de su teatralidad, aunque su humor negro está muy bien captado. Es como si al personaje lo hubieran esquematizado, conservando su esencia (algo así como lo que pasaba con el Espantapájaros en Batman Begins, 2005). Hablando de Batman Begins, creo que esta entrega es in-fi-ni-ta-men-te superior, más espectacular, más interesante, y gracias a Dios nadie hace kung-fú.

Esto último no sé si será del agrado de la muchachada freak (de momento en mi sala de cine ya había unos diciendo “demasiada tecnología y demasiado pocas artes marciales”) pero sí del de un servidor. La verdad es que casi se agradece la ausencia de la gestación del personaje del Joker, porque así da lugar a ver la de otro carácter gigante: el Fiscal del Distrito Harvey Dent/ Dos Caras (Aaron Eckhart). Y tecnología, sí, la hay a raudales: batmóvil, batmotillo, traje nuevo, unas movidas con los teléfonos móviles… sin ser 007, el nuevo Batman posee un arsenal digno de su álter ego millonario. Ya lo dijo Jack Nicholson a propósito del Batman que fue Michael Keaton, “¿De dónde sacará esa maravilla de juguetes?”


Otros secundarios que lo hacen bien son Maggie Gylleenhal, Michael Caine y Morgan Freeman, casi nadie, ¿no? Y Batman, ya es sabido, lo hace Christian Bale, el niñito de El Imperio del sol (1987). En la peli hay mucha tela que cortar, y ya he dicho que un reprochillo que podría hacérsele es su excesiva duración. En realidad, El caballero oscuro hubiera dado para dos pelis, una sobre el Joker y la otra sobre Dos Caras, aparte de las historias personales de la evolución del propio Batman/Bruce Wayne. Tal vez la codicia de los productores haya hecho que se decidieran por un solo episodio donde había dos, pero no nos preocupemos porque esta peli lleva recaudados muchísimos trillones y deja a huevo una tercera parte.

En fin ¿qué más decir? Que vayáis a verla corriendo todos, y que cuando la hayáis visto repitáis conmigo a coro “Batman mola porque es oscuro”. (Aunque vuele).

7 comentarios:

Anónimo dijo...

De acuerdo. Me ha encantado Batman. A Partir de aquí: el personaje de Dos caras está metido con prisas; no se puede pasar del sucesor del hérpe a villano en pocos minutos y con tan poca explicación. Cierto que es larga: cuando creí que terminaba quedaba media película. Jóker está sobredimensionado. Quiero decir que en la de Burton se comprendía al personaje. Ahora este gran Joker es capaz de montar tal estrategia (sin tiempo, sin medios, sin dar ninguna pista) que se queda con todo el personal, desde la CÍA hasta un servidor. Demasiado chulo. ¿Y Batman? La sensación al final es que es un personaje secundario, vacío. ¿Y la chati? No es creíble la pérdida de cabeza por esa chati ( ver una peli en la que hace de sado con el de sexo, mentiras y cintas de vídeo). Por lo demás me ha encantado. Totalmente de acuerdo en lo del final. Un apunte en lo del héroe. Bill (Kill Bill) le cuenta a Beatrice al final de la saga una retahíla sobre los superhéroes. Todos, dice Bill, son humanos que se enmascaran para se héroes. Todos menos Superman, que es héroe y se enmascara para ser humano (como Beatrice). Pero es quizá, y estoy contigo, Batman, el que más atribulaciones tenga. Por eso mola. Migue.

Anónimo dijo...

Quería decir tribulaciones.

GRILLO SOLITARIO dijo...

A VER, BATMAN NI HA PODIDO NI PUEDE VOLAR. PARA QUE NADIE SE ASUSTE:
1) SIGUE SIN TENER PODERES.
2) AHORA DISPONE DE CIERTA TECNOLOGÍA QUE LE PERMITE PLANEAR.

ESTOS COMENTARIOS PUEDEN PARECER ALGO FRIQUIS, PERO ES QUE LA DIFERENCIA ES GRANDE, PORQUE CON EL POST CUALQUIERA SE IMAGINA A BATMAN VOLANDO DURANTE TODA LA PELI EN PLAN SUPERMÁN, Y PARA NADA ES ASÍ. ÉL NO PUEDE LEVANTAR EL VUELO.

POR LO DEMÁS, TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL POST. LA PELÍCULA ES MAGISTRAL. LA MEJOR PELÍCULA DE SUPERHÉROES QUE HE VISTO, Y ESO QUE BATMAN EN SÍ SIEMPRE HA SIDO UNO DE LOS QUE MENOS ME HAN GUSTADO.

xabipop dijo...

He escuchado comentarios un tanto dispares, tampoco es que sea un fan de los super-héroes, pero tras tu post y los comentarios lo mejor es que vea la peli. Ya te contaré.

Saludos

Porerror dijo...

-Migue: Me alegro de que por una vez coincidamos en nuestro juicio sobre una peli. Totalmente de acuerdo en que el personaje del Joker en esta peli no se comprende, pero no estoy seguro de que esto no sea intencionado.

También has dicho algo que yo no me atreví a incluir en el post por si el gobierno me acusaba de machista: la chati de la peli no es para perder la cabeza, ni la de arriba ni la de abajo. Yo sí creo, sin embargo, que la evolución de Dos Caras está bien narrada y con su ritmo, se va entreverando, sin estar metida con calzador.

-Grillo: Gracias por tu precisión técnica, ni que fueras ingeniero, coño. Te comento que me estoy leyendo Watchmen (habrá post, pardiez), y me da en la nariz que es una obra que deja en brajas a Batman, la Patrulla-X y todos los superhéroes atormentados que en el mundo han sido.

-Xabipop: Te recomiendo que la veas, para así poder opinar. Pienso que le puede gustar a cualquiera, no solo a los aficionados a los superhéroes.

Kike dijo...

batman buenisimo.

y eso q yo estoy en contra de q las pelis duren mas de 90 minutos, pero aun asi me rindo a la evidencia. Yo la hubiera titulado "Batman, batman"

Fran G. Matute dijo...

A mi la peli me ha dejado de piedra. Reconozco que, como porerror, la anterior de Nolan no me gustó mucho. Pero esta es todo artificio y espectáculo

Lo que yo destacaría, al margen de lo ya comentado, es que esta película es "puro Christopher Nolan": personajes que figuran sin explicación aparente (esto que en la mayoría de cineastas es objeto de crítica feroz es una marce de la casa de Nolan), muchos quiebros de guión (cuando crees que fulanito ha engañado a menganito, resulta que es menganito quién ha engañado a zutanito...) y reflexiones filosóficas de alto calado emotivo.

¿Qué más queréis de una peli de super héroes?

 
click here to download hit counter code
free hit counter