Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

jueves, 8 de abril de 2010

A mi flor sevillana...


(Mi amiga Almudena acaba de morir en las circunstancias más crueles que puedan imaginarse. La verdad, no sé qué decir: no tengo ni fuerzas ni ganas de escribir nada al respecto. Y sin embargo, no puedo dejar que un acontecimiento tan importante quede sin su reflejo aquí.


Por eso hoy le he pedido prestadas sus palabras a la buena Tamara, amiga común, quien le ha dedicado un recuerdo muy bonito en Facebook.


Descansa en paz, Almu.)




Recuerdo que aquella mañana me levanté contrariada, dando vueltas a la cabeza una vez más, me puse una de sus camisas y salí de la habitación. Al entrar en la cocina allí estaba ella, preparando un té, no le había visto en mi vida y al segundo ya era mi hermana, me preparó otro té, me llevó con ella y todo desapareció… qué sonrisa, qué arte, qué luz…

Nunca antes había visto algo igual. Era una luz alegre, inteligente, divertida, ingeniosa… era una luz preciosa, llena de amor, de miedos, de virtudes y defectos, era una luz tan humana... Tan humana que alguien creyó que podía apagarla así sin más, sin saber que sus destellos ya estaban sembrados en cientos de personas que, como yo, habían sido atrapados por su magia.

Almu, mi “mumita”, no puedo creer aun lo que ha ocurrido, todavía me parece que en algún momento sonará el teléfono y serás tú, para tener esa conversación que teníamos pendiente…Pero por desgracia comienzo a darme cuenta de que eso jamás ocurrirá. “Mi niña guapita” me dirías, y volverías a hacerme sonreír una vez más “tú vales mucho, no lo olvides”, me dirías… Y yo te diría tantas cosas…

Te quiero, por tu amor desinteresado, tu alegría y tus consejos, porque me has ayudado a estar mejor y a ser mejor, porque aun eres capaz de hacerme sonreír a pesar de todo. Si eso no es magia dime tú que es… No dejaré que tu luz se apague porque hay un trocito que brilla en mí ya para siempre. Gracias por todo amiga. Siempre te tendré presente, te echo y te echaré de menos.

Espero que te lleguen mis pensamientos, mis besos y unos cuantos de esos achuchones que tanto nos gustaba darnos, allá donde estés…

10 comentarios:

Rukia dijo...

Tanto si es la Almudena que yo creo, como si no, lo siento Jose. Ya sabes, por aquí para lo que necesites.

Anónimo dijo...

A todo el mundo le decía que leyera Estatuas Verdes. Presumía de ti. Ay, Jose. Migue.

Rocío dijo...

Unas palabras preciosas y más que nunca llenas de verdad. Esa luz y alegría que irradiaba a todos a poco que la conocieras....
Me acuerdo de esa tarde de diciembre en que las presentaciones fueron: ah! pero tú eres lectora de Estatuas verdes?
Este blog era el punto de unión.

sulbases

GRILLO SOLITARIO dijo...

"VENTE, QUE AQUÍ HAY UNOS CUANTOS LECTORES DE ESTATUAS VERDES". Y ASÍ LA PUDE CONOCER.

ESTABA ESPERANDO ESTE POST. ALGUIEN DEBERÍA BAJAR UNA ESTATUA DE NOTRE DAME.

A QUIENES LA CONOCÍAIS MEJOR, LO SIENTO.

PALABRA: pessim

Mariwave dijo...

Había recibido con mucha alegría el comprobar que había una nueva entrada en Estatuas Verdes. Pero cuando la he leído juro que se me ha quedado el cuerpo frío. Como veo que erais muchos quienes la conocíais, recibid todos mi cariño y un fortísimo abrazo, especialmente para ti, Jose

Anónimo dijo...

Lo siento mucho. Mucho ánimo! María

El_Tesorero dijo...

Un abrazo también de nuestra parte, amigo.

Anónimo dijo...

No nos dejarón seguir nuestra historia guapi, corta, pero más intensa si cabe, solíamos hablar mucho de ello, "locurón ehhhh, parece que te conozco hace mil años...". Buena, sensible, cariñosa, etc..., es imposible plasmar lo que humanamente era ALMUDENA. Bien sabes allá donde estés, que nunca te olvidaré y desde aquí (le encantaba tu blog Jose, me explicaba cada tema que escribías) quiero decirte que has sido la persona mas maravillosa que he conocido. Descansa mi guapi, se que allá donde estés nos darás fuerzas a todos para hacerte justicia. Mil besos vida

Anónimo dijo...

yo empecé a leer este blog por ella,lo teniamos en el ordenador de casa en favoritos.Que raro se me hace leerlo ahora y no poder comentarlo con ella.
un beso
Ana

*Ana* dijo...

En todos estos meses apartada del mundo cibernético, pensé muchas veces como sería mi primer comentario en EV, o de qué trataría la entrada del día.Jamás pensé que sería tan triste, tan doloroso y tan injusto.

Hasta siempre Almu.

P.D.: He vuelto. SNQEV

 
click here to download hit counter code
free hit counter