Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Cuatro años de Estatuas Verdes


Diréis lo que queráis sobre la tele por cable, pero a mí me está proporcionando unos gozos increíbles. Hoy, por ejemplo, he cumplido uno de mis sueños infantiles al ver –en no sé qué canal- la película de 1984 Amanecer rojo, acerca de una hipotética invasión de los Estados Unidos por parte de tropas soviéticas, nicaragüenses y cubanas. Una película que por razones obvias en mi infancia no pude ver (tendría 6 ó 7 años cuando la estrenaron) pero cuyo tráiler, cuajado de escenas bélicas, reproducíamos mis amigos y yo religiosamente cada vez que jugábamos en el patio de mi abuela.

Dios mío, cómo pasa el tiempo! En estas estábamos cuando caigo en la cuenta de que ya hace cuatro años que inauguré Estatuas Verdes. Ha habido años en que marqué la efemérides, otros que pasé de largo pero la jugada siempre anda fresca en mi memoria: aquel inoportuno esguince que me ancló en un sofá y aquella sed por incorporarme al mágico mundo de las nuevas tecnologías. Ahora parece que los blogs han muerto, algo que ya se discutió aquí, y que ha llegado la hora de la web 3.0, el Twitter y montones de cosas de las que ni usted señora ni yo habremos siquiera oído hablar, pero que ya serán el chip nuestro de cada día en Shibuya o Silicon Valley.


En estos años he cumplido muchos sueños, más sustanciosos que ver a Patrick Swayze y Charlie Sheen vestidos de partisanos hostigando columnas blindadas rusas. En estos años ha muerto Patrick Swayze, y el personaje de Charlie Sheen en Dos hombres y medio (2003- ), para que veáis cómo pasa el tiempo. Perdonad si estoy un poco picueto con lo del tiempo, es que vengo de ver recitar a Caballero Bonald y Pere Gimferrer y me he quedado completamente chocolate (ellos han pontificado sobre el Tiempo, pero además…). En estos años he tenido la suerte de subir a las torres de Notre Dame y ver de cerca las Estatuas Verdes, de modo que la actual foto “oficial” del blog la hice yo mismo este verano, después de tenerme que conformar con verlas desde abajo varias veces y usar otras fotos (mejores que las mías: por ejemplo la de Nando, que preside esta entrada) que gentilmente me enviaban algunos lectores cuando iban a París y se acordaban del blog.

Durante el mes de agosto, digo, vi las Estatuas desde muy cerca y decidí que la cosa era clara: el blog seguía adelante, pese a (ya lo dije aquí y no fue mentira) haber estado a un tris de darle carpetazo este verano. Pero van pasando los días y no paro de recibir señales positivas, de nueva gente que comenta (aunque los “clásicos” hayan dejado de hacerlo), otros que dejan su opinión por Facebook o te la dicen de viva voz cuando te ven. Si me dieran un euro por cada vez que escucho “Yo te leo siempre, aunque nunca comente” probablemente sería capaz de cancelar la deuda de Grecia.



Atrás quedaron varias crisis en que me planteaba qué sería el blog, a dónde iría y qué esperaba conseguir con él. La verdad es que a día de hoy me da igual, casi tanto como cuando lo empecé, porque estoy muy agradecido por la respuesta recibida y nunca pensé que tuviera un canal de comunicación con otra gente durante tanto tiempo y de una manera tan agradable (y todavía se suman lectores nuevos, eh?... también me consta).

Rotas ya en multitud de ocasiones las dos únicas reglas que me impuse el 18 de noviembre de 2007, no hablar de política ni de fútbol en Estatuas Verdes (más que nada para no aburrir, pero también para no alienar a nadie), se ha comprobado que la realidad sigue su curso propio e impone su lógica interna: en otras palabras: que fútbol y política me han proporcionado temas bizarros para posts como los que más, de manera que bienvenidos sean.


La injuria y la desvergüenza seguirán siendo –espero- las señas de identidad de Estatuas Verdes, aunque me arriesgue a desdecirme (dejad de gritarme, ahora me hace gracia Bing Bang Theory) o a que me partan las piernas los miembros del grupo indie Pony Bravo, por decir que son malos. Me sigue mereciendo la pena: el contacto directo con los lectores, cuando los he conocido, la respuesta positiva de personajes oro como Ellos, Francisco Nixon y Richie, Susanna Griso, Conchita o las telediarias de Antena 3, compensa con creces disgustos como los que sufro cada vez que hay videoclip nuevo de El Barrio.

Ya me conocéis, amigos: aquí no hay engaño. Soy demagogo, caprichoso, arbitrario, hiperbólico en mis alabanzas, injurioso en los ataques, intento equilibrar el tópico con la audacia y –eso sí- siempre siempre siempre… ando un paso por detrás de la actualidad. Que Dios os conserve mucho tiempo el criterio por leer Estatuas Verdes desde hace cuatro años.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí estaremos. Migue.

Fran G. Matute dijo...

Tu labor es admirable, Porerror y lo digo con conocimiento de causa. Te animo encarecidamente a que sigas con este blog en el que nunca comento pero que siempre leo... ;)

No sabes lo contento que me pongo cuando veo que hay post nuevo en "Estatuas Verdes" y si es el de su cuarto cumpleaños, más todavía... Felicidades!

Anónimo dijo...

Buen Porerror, me estoy imaginando un nuevo gobierno en un futuro venidero -pongamos 2050- el cual instaure un nuevo sistema-orden educativo, donde uno de los cambios más ansiados y representativos consistiese en suprimir la materia Educación para la Ciudadanía, por Educación a través de las Estatuas Verdes. Del mismo modo, te propongo desde ya un nuevo proyecto de cara al año próximo: edición impresa del primer lustro de tu criatura.

Aunque suene mal soltarlo por escrito o siquiera pensarlo, déjame agradecer a ese esguince que sufriste, con orgullo rastrero por el mal ajeno, el cual viví y lamenté in situ, por los efectos secundarios que surgieron. Muchas felicidades.

Don CalcetínRelleno

tirso malatesta dijo...

Y has creado escuela amigo. ¡Felicidades!

Anónimo dijo...

:)

Nando dijo...

Mamá, salgo en Estatuas Verdes!

Felicidades y que cumplas muchos blogaños más.

Anónimo dijo...

Querido porerror...

Antes de nada darte la enhorabuena por esos fantásticos 4 años.

No puedo evitar sentirme aludida cuando dices que los "clásicos" han dejado de comentar, tienes toda la razón...pero volveremos, como todas las cosas buenas, que siempre vuelven :)

(excepto Laura Pausini, que ha vuelto cuando nunca debió hacerlo!!!).

En fín, que muchas felicidades de nuevo y que sean muchos más!!
Silvia

Arrecogiendobellotas dijo...

Felicidades.
Vaticino larga vida a este blog, pues sólo algo que llene plenamente puede paliar los disgustos que El Barrio cotidianamente provoca a los mortales de bien.
Yo no encuentro antídoto contra los chirigoteros metidos a cantante (De Cai, Yaqui Luca y esos por el estilo). Mira que las chirigotas tienen gracia. ¡Cuánto mal hacen las cosas fuera del contexto para el que fueron creadas!
Mientras, encuentro aliciente y recargo fuerzas leyendo Estatuas Verdes.
¡Que no falte!

Riggy dijo...

Podría dejar aquí muchos elogios a tu labor, pero espero que se entienda que mi fidelidad como lector y comentarista habla por sí sola de mi admiración hacia este blog de referencia obligada.

¡Brindo por muchos años más de Estatuas Verdes!

Anónimo dijo...

Por error, desde los cybercafés de Alicante he perseguido todo lo bueno que da Estatuas verdes. Felicidades. Un besito alicantino.
Mariluz

patricia dijo...

congrats!!!! larga vida a este blog

Pachi dijo...

¡Muchas felicidades, Porerror!

Estoy ansioso por seguir leyendo posts que hablen de los Beatles, de Chris, de la Segunda Guerra Mundial y de otras muchas cosas que tanto te gustan (y me gustan) y en las que, como bien sabes, eres un referente para mí.

Humilde sugerencia (tú que conoces los USA): cómo pegaba un post para este jueves sobre Acción de Gracias... :~)

Bueno, es solo una sugerencia. Tú escribe lo que te dé la gana, faltaría más (pa eso es tu blog).

Pos eso, nada más: ¡felicidades y adelante!

PD: hey, veo que Estatuas Verdes está a punto de llegar a las 200K visitas 8~)

Donsergioque dijo...

Felicidades, seguiremos leyéndote.

Anónimo dijo...

Querido amigo,

He de reconocer que no recuerdo cómo ni cuándo volviste a entrar en mi mundo. Lo que sí recuerdo es que fue por facebook y que "porerror" o "porcasualidad" aquellas estatuas verdes de Nando me llamaron la atención y así fue cómo acabé leyendo, rodeada de lunares, aquél primer post. Desde entonces te sigo, te leo, no comento, aunque te leo, me rio y te releo y así sucesivamente.

Ya sabes que no siempre estoy de acuerdo, pero me gusta ver cómo aún teniendo opiniones diferentes, te quiero y hasta me haces gracia ;)

Espero que podamos seguir disfrutando de este blog por los años de los años y que siga con este mismo fondo de lunares que lo caracteriza (yo seguro que lo hubiera cambiado ya 200 mil veces... por lo menos!).

Un besazo

La Power!!

Anónimo dijo...

Por cierto, a lo mejor quedo fatal porque significaría que no te leería tanto... pero echo de menos un post de Amy... Lo llegaste a escribir????

(La Power, again)

Natalia dijo...

Feliz cumple. No nos dejes.

Anónimo dijo...

Siempre fiel. Un simple mojaquero.

 
click here to download hit counter code
free hit counter