Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Larga (vida) al blog!


“Primiciote mundial!” –dijo la profesora- “Hay un nuevo invento en la ciudad: se llama blog y sirve para que la gente escriba cosas.”

“Demasiado peligroso” –pensé-, “podría acordarme de esto, escribirlo en él y ser sarcástico.”

Cosas sobre las que me habían hablado esa misma mañana en el curso:

-Los discos duros externos
-Los pendrivés
-YouTube
-Windows Movie Maker
-La Web 2.0

(Hay una cosa que se llama “lenguaje”, etc.)

Estaba claro, me estaba bien empleado por ir a hacer un curso de “lo mío”, era de esperar que hubiera algún segmento dedicado a las nuevas tecnologías, pero lo que de ninguna manera me podía esperar era que dedicaran una hora y media a explicarme lo que era un b.l.o.g.


“Alguien de la clase sabe lo que es un
blog? Alguien lo ha utilizado?”

“Sí, casualmente yo tengo uno desde hace cuatro años.”

“Estupendo. Nadie, no...? Pues os lo contaré: un blog es una especie-de-página-web-innombrable-donde-la-gente-escribe-y-otros-dejan-comentarios, y…”

[PORERROR DESCONECTA MENTALMENTE Y SE PONE A ESCRIBIR ESTE POST.]

A finales del 2011, alguien en un curso supuestamente puntero nos introduce el concepto de blog (o “weblog”, como amablemente nos indicaba la profesora). Lo cual es irónico, ya que llevaba varios meses queriendo escribir sobre la tan cacareada “muerte del blog”, me sorprendió bastante que allí me lo trataran de vender como algo nuevo.


Si nos dieran un euro cada vez que alguien comenta en la prensa últimamente que el blog ha muerto seríamos ricos. Sí, amigos, hace varios meses leí en El País (Diario Global en Español) acerca de la defunción del blog, de boca nada menos que dos ex mandatarios sudamericanos. “El blog ha muerto” –decía el ex presidente de… digamos Ecuador, o Costa Rica, o así (desde el respeto, es que no me acuerdo y no encuentro el enlace.) “El blog ha muerto.” “Será el tuyo, chulo,” –pensé entonces- “porque el mío gracias a Dios sigue en activo.”

La historia es la siguiente: leer un blog requiere bastante tiempo y esfuerzo, y más aún dejar un comentario. Si la gente no tiene tiempo de pararse, si da perezona, es normal que se recurra a medios más instantáneos o inmediatos. Por eso ahora lo están petando Facebook, en España el Tuenti, y sobre todo Twitter. Si hasta en el telediario de Antena 3 sacan una sección con mensajes tuiteros. Si hasta Carlos Herrera ha estrenado la suya esta semana. Los telediarios de la CNN o BBC hace años que publican los tuits de sus espectadores. Programas de toda ralea compiten por establecer absurdos y efímeros trending topics (se me vienen a las mientes ahora La Parroquia del Monaguillo en radio y No le digas a mamá que trabajo en la tele en TV.)


Para Andy Warhol, en el futuro todo el mundo debería ser famoso durante quince minutos. Para Twitter, durante quince segundos. Los estatus de Facebook te ponen al día de las chorradas (o cosas importantísimas) que piensan tus amistades, de sus novedades personales o últimos descubrimientos en discos, libros, pelis. Tres cuartos de lo mismo con los tuits de hasta 150 caracteres, verdaderamente suponen un medio cojonudo de comunicación para una generación que lleva al menos una década adelgazando su prosa con los sms. Es normal que la peña no se pare a leer una columna de opinión medio larga, un molondro de ochenta líneas u ocho párrafos.

Salvo que si te interesa, lo leerás. Sabrás sacar tiempo y disfrutarás de ese pequeño espacio de contacto con quien escribe, y muchas veces con otros lectores. Y si el problema es el tiempo, piensa en el que invierte el autor de la bitácora (qué me gusta esa cursilada de palabra!) Asisto con pena a un desfallecimiento de algunos de mis blogs de cabecera, no sé si motivado por la inapetencia, pereza, desánimo o dificultades de otra índole. Desde aquí recuerdo a amigos (y grandes promotores de Estatuas Verdes) como El Perro Lunar, Almanaque de Otoño, No te perdono que no sepas volar, Critícamelo o Baile Cadera.


Afortunadamente, los viejos blogueros nunca mueren y ahí están La lección de anatomía y Pura Fritanga, odres nuevos para el vino de blogueros veteranos, que lo atestiguan. Algunos saben que yo mismo estuve a un tris de dar carpetazo a este blog la semana pasada. Pero no lo haré, al menos de momento. Sigue habiendo muchísimas razones para seguir escribiendo. #acampadablog, etc.

12 comentarios:

tirso malatesta dijo...

oye, ¡estatuas verdes forever!

Mariolaprofe dijo...

Siendo fiel al ideario de tu blog, tienes la obligación de mantenerlo. El axioma es sencillo: si Estatuas verdes va siempre un paso por detrás de la actualidad, y los blogs están desfasado, es lógico pensar que este se encuentre en su momento álgido. ¡Larga vida a Estatuas verdes!

Anónimo dijo...

Yo te seguiré leyendo. A pesar de que los blogs estén en aparente estado comatoso (como dices, no es tu caso), todavía aparecen nuevos lectores ávidos de disfrutar con buenos temas narrados.

CHMA.

Anónimo dijo...

Me alegro de que sigas. Migue.

Anónimo dijo...

Siga usted. Como dice el buen Migue, me alegro de que sigas igualmente. Yo, por mi parte y como novedad, puesto que este añito me toca dar Informática, habrá que hacer un blog "de esos", así que ya te preguntaré. CalcetínRelleno.

Porerror dijo...

Como solía decirse por aquí hace tiempo...

Gracias a todos por vuestros comentarios!

Pachi dijo...

Ole, esos cursos de la Junta de Andalucía. Por cierto que si yo te contara lo que he visto con mijojos en ciertos CEIP...

No eches el cierre al blog: perderíamos entradas magistrales como la de "Injuria a la bombona de butano".

Además, en mi caso personal, dejaría de disponer de una bella a la par que elegante y nostálgica ventana a mis tiempos mozos ("Búscate la vida", música brit y americana de los 60 y 70).

No dejes tu blog. Como bien decían a los ingleses en la WWII: keep calm and carry on.

Anónimo dijo...

JOE!!!!NO ME DIGAS ESO,QUE HASTO YO ESTOY PENSANDO EN HACERME UNO.....TU YA SABES,DURO Y A LA ENCÍA!!!

Peter Parker dijo...

Por si te lo estabas pensando, No cierres Estatuas Verdes.

De todos los blogs que sigo, y son muchos, no hay ninguno que hable ni de los mismos temas ni con el mismo enfoque que este. Haces un gran trabajo.

Un abrazo

Riggy dijo...

Escalofríos han recorrido mi espina dorsal al leer que casi cierras el blog la semana pasada. ¿Estamos locos? Un mundo sin Estatuas Verdes es un mundo peor.

A mí también me explicaron lo que era un blog hace un par de años, en la asignatura "Periodismo en la red". Teníamos como deberes crear un blog, yo dije que ya tenía uno pero de nada sirvió, hube de crear otro falso, supongo que para aprender, no sé.

Cada vez pienso más en abrir uno personal, igual te sorprendo cualquier día de estos.

Anónimo dijo...

Larga vida al blog!

Silvia
Jajaja habría que ver tu cara en ese curso! :)

Anónimo dijo...

y si encima el blog es tan bueno como el tuyo, divertido, sarcástico, inteligente y cultísiiimooo (tanto que a veces me pierdo), servidora busca tiempo pa leerte for ever. No te rindas.

 
click here to download hit counter code
free hit counter