Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Friends with Benefits

¿No parece que él le esté diciendo a ella: "¡Te vía hasé unas tonteridas!"?





Como Estatuas Verdes es “un referente de la blogosfera nacional” (Riggy dixit), ayer acudí al preestreno de una afamada película de próxima aparición en la cartelera: Con derecho a roce (2011). O eso, o soy socio de la FNAC y me dan entradas gratis. Antes de que me llaméis “gañán”, os tengo que decir que no hubiera ido a cualquier peli gratuita: es que esta puntuaba doble por ser, además, una comediota… y romántica. (Puntuaba triple). Movido de un inusitado frenesí bloguero que a todos nos recuerda a tiempos mejores y agradecido por la prebenda publicitaria, me dispongo a hablar aquí de la película.

Sé que la juventud se las baja gratis por internet, ayer opiné al respecto. Me consta que algunos lectores clásicos de este blog ya han visto Con derecho a roce. Pero yo la esperaba con verdadero interés, no me negaréis que solo el título ya es obra maestra, y tenía curiosidad por comprobar si la pareja protagónica (el dizque actor Justin Timberlike y Mila Kunis, la cisna negra) conseguían conseguir algo parecido a la química que este subgénero fílmico requiere. Y os lo dice uno a quien le gustaron La madre del novio (2005) y Algo pasa en Las Vegas (2008), entre otras muchas.


Con vistas a despejar las dudas antes de entrar (más) en materia: recomiendo la película muchísimo a los amantes de la comediota romántica, y bastante a la gente a la que le gusta ir al cine en general. Aprecio en esta peli un general esfuerzo por ofrecer un poco más, jugando con las reglas del género, pero siempre dentro de ellas, bien sûr, porque no deja de tratarse de un producto mainstream que ha recaudado 100 millones de dólares. Hay sitio para la reflexión metagenérica y la autoparodia al romanticismo de cartón piedra de las comediotas, ahí están el guiño a La cruda realidad (2009), la broma recurrente sobre las bandas sonoras románticas o la imposible peli-dentro-de-la-peli protagonizada por Jason Segel (sus mejores escenas desde que salía en bolas en Paso de ti, 2008, otra peli de amores que coqueteaba con la transgresión).

Los protagonistas follan (con perdón) bajo un poster de Sucedió una noche (1934), lo que me parece que no es nada casual. Hace 75-80 años la juventud se acostaba en camas separadas por sábanas, cual “murallas de Jericó”, ahora los follamigos son la última tendencia de la sociedad 3.0. Porque Con derecho a roce es una peli muy de ahora, por si no os habíais enterado: salen internet, los blogs (algo puntero, a ver si me entero de qué es), los iPhones, los vídeos de tetas, los flash mobs… Es una chick flick en toda regla, pero creo que también puede aportar algo al varón moderno, acerca de cómo afronta cada sexo las relaciones.


La novedad? Que Con derecho a roce no llega a peli sobre guerra de sexos porque en seguida se dilucida lo único que a los dos ídems nos pone de acuerdo: que a todo el mundo le gusta empujar. Sí cuenta con uno de los clásicos del subgénero: el amigo freak del protagonista (inolvidables Philip Seymour Hoffman en Y entonces llegó ella, 2004, y Rainn Wilson en Mi súper ex-novia, 2006). Aquí el papel lo realiza Woody Harrelson, y me atrevería a decir que es toda una creación. Otro subgénero al que la peli se apunta es al de la querella Nueva York vs. Los Ángeles, cosa que vimos recientemente en Happythankyoumoreplease (2011).

Justin Timberlake está correcto, como un muñequito de pastel de bodas, estoy seguro de que las damas le encontrarán muchas más virtudes que yo. Cero crítica aquí, su papel es más que digno. Mila Kunis me parece estupenda porque se está haciendo cada vez más expresiva, cuando hacía Aquellos maravillosos 70 (1998-2006) solo sabía poner dos caritas: enfadada y sin enfadar. Últimamente está haciendo cosas muy interesantes (además de la obvia Cisne negro, 2010, ella también salía en Paso de ti y recordemos que desde hace once años es la voz de Meg Griffin no tengo que decir en qué serie).


Por una vez y sin que sirva de precedente no voy a hacer una sinopsis de la película que empiece con la frase “La historia es simple”. En este caso con leer el título ya tenéis la sinopsis. Tampoco os destripo el final si os cuento que… lo interesante de Con derecho a roce es observar cómo evolucionan los protagonistas, qué hacen y cómo lo hacen, y en ese sentido me parece que el guión es bastante ágil, para una comedia de casi dos horas. La banda sonora también mola mazo: la música juega un papel clave en la trama, y solo os diré que suenan Kriss Kross, Steppenwolf y un montón de grupos indies.

Si os gustan las comedias románticas no dudéis en ir a ver esta, si os empalagan ni os acerquéis, aunque ya digo, se aprecian meritorios esfuerzos por salirse de la norma. Si os molan Justin Timberlake y/o Mila Kunis no os digo trigo, en definitiva: no se rocéis más de la cuenta, que os conozco!

6 comentarios:

Elisabet dijo...

No dejas de sorprenderme, Porerror! De un día para otro me hablas de nazis y judíos y ahora esto. Lo de el Ted Mosby remasterizado lo entendí, porque es "más indie que indie", pero a esta Sophie y yo ya andábamos catalogándola de comercialísima, de esas que sólo aportan disfrute a la mayoría de las féminas. En fin, como me fío de tí, iremos a verla en la Fiesta del Cine por dos euritos.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. Para mí, lo mejor de la peli es haber descubierto a Mila Kunis. Pelín delgada, pero creíble y hasta graciosa. Migue.

Riggy dijo...

Estoy muy sorprendido (no sé si para bien o para mal). El post es una auténtica traición a uno de los principios fundamentales de este referente de la blogosfera nacional. ¿Comentar una peli antes de su estreno comercial? ¿Acaso Estatuas Verdes no va siempre un paso por detrás de la actualidad? ¿Qué será lo próximo, adelantar rumores sobre el iPhone 5? No sé qué pensar.

Sophie dijo...

Jajajajaja Querido estatuas verdes ,jamás hubiese pensado que una película de este tipo te gustaría sin hacer ningún tipo de crítica .Como dice,mademoiselle senger ,habrá que verla pero yo me quedo mejor con :el árbol de la vida de malick ,que llevo todo el verano con ansias de su visionado.

Anónimo dijo...

El momento realismo de esta peli: cuando Justin tiene que mear en medio de una erección. Muy conseguido. Migue.

Elvis Presley dijo...

Ja, ja, ja! Migue ha dado la clave aquí. Por esta escena merece la pena ver la película.

 
click here to download hit counter code
free hit counter