Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

domingo, 19 de julio de 2009

Chemistry is good for you

(Escrito en Portomarín, Lugo, el 11 de julio)


-“Las drogas es la auténtica salud”
(Ramón, el yonki vanidoso)





Chemistry is good for you. It is, actually. ¿Sabéis? Tenía pensado escribir este post desde hace unos días, pero supongo que lo hago hoy porque –aparte de haber encontrado el sosiego- hoy es el último día de Camino para uno de mis compañeros, el ínclito Charlie. Inglés de nacimiento y químico de carrera, el título del post viene al pelo, comme vous voyez.

¿Sabéis? En realidad tenía pensado haber escrito este post en inglés, tal como estaba ideado, dejaros con la intriga (a algunos) y mañana publicarlo traducido. Estatuas Verdes con la experimentación, como siempre. Pero me he dado cuenta de que hasta mi frikismo tiene un límite. De todos modos, la cosa no hubiera sido tan ida de olla, porque estos días del Camiño estoy de un bilingüismo que lo flipo (o de un trilingüismo, rather).


¿Motivo? Pues porque voy con Kike, señor políglota, pero más importantemente con este Charlie que os digo, que no sabe una palabra de español. Así que inglés a todas horas, lo que francamente me está divirtiendo muchísimo, y me está haciendo ver cosas de España con los ojos de un guiri, como si fuera un vil Richard Ford o la jodida Tesis de Nancy (lo de trilingüe ya podéis suponer que es por el gallego).

Y la química a todo esto venía, Porerror, porque… Todo a su tiempo, señora, todo a su tiempo, que si algo estoy sacando en claro en este Camiño es que la vida no es una maldita carrera. Obviando el hecho de que provengo de una estirpe química y farmacéutica y de que yo mismo tonteé con la carrera de Química en mi primera juventud, os quería contar que me reafirmo sobre todo lo que dije en su día en el post del ibuprofeno, y mucho más.


Esta vez, mi ruta xacobea no me ha llevado por Samos (donde conocí al ibuprofeno, ¿os acordáis?) pero me está llevando por otros derroteros igualmente castigadores. Ampollas, rozaduras, malestares, tirones, pinzamientos y toda clase de dolores musculares y de ligamentos son mis fantasmagóricos compañeros de viaje. ¿Y cómo lidiar con ellos si no es a base de la maravillosa química?

Os aseguro que a lo largo del día me echo encima tantas cremas que parezco una mujer: Fito Cold (con árnica, ruscus, hamamelis y castaño de Indias) para enfriar las piernas, Betadine (povidona iodada) para el temario de las ampollas, bendito Calmatel (de piketoprofeno) para bajar ese pedasso de hinchazones en los tobillos, Natusan (a base de ácido bórico) con vistas a las rozaduras inguinales… y creo que me dejo alguna.


Bueno, no he contado el aftersun que me hace falta en las quemaduras solares, y el tema de la química no se reduce al cremismo, sino que abarca también el pastilleo: que si ibuprofeno (¡cómo no!), con su correspondiente Omeoprazol a guisa de protector estomacal… estoy tan encomendado a estas sustancias que le he escrito un poema al piketoprofeno, y no es coña.

Y últimamente me está interesando cada vez más y más el mágico poder analgésico de la cerveza, no os digo nada. El primer día, el buen Charlie que hoy nos deja (y a quien dedico este post), comentó con buen criterio que este Camiño de Santiago podíamos hacerlo como tributo a Michael Jackson: una bizarrada que ni yo me hubiera atrevido a decir en voz alta, pero que ya se me había ocurrido. Con tanta medicina para el dolor de por medio, no podría estar más de acuerdo. Yo, de momento, ya me he andado algunos tramos en plan moonwalking, avanzando de espaldas. Y sabéis que lo he hecho.

5 comentarios:

GRILLO SOLITARIO dijo...

ME ENCANTAN LOS PRIMEROS PÁRRAFOS DE ESTE POST, EN PLAN TRILINGÜE: SON CASI COMO UNA CANCIÓN DE MACACO :-P

Luis Manuel Ruiz dijo...

Querido Porerror:

Lo de Michael Jackson es, en efecto, impagable: cuánto no habrían dado muchos por una imagen suya con bastón, vieira y esclavina sobre el gabán. Haceos la cuenta de que gracias a vuestro sacrificio, al pobre le queda menos tiempo en el purgatorio. O en la prensa, que es lo mismo.

Buen camino.

*Ana* dijo...

Como diría otro lector de "Estatuas verdes": " Que alegría da volver de viaje y leer varios post!!!". Sobre todo porque creía que hasta que no volvieras del camino no habría ninguno.

En cuanto al tema, llevo 7 meses desintoxicada del ibuprofeno (exigencia del guión, tu sabes) y los que me quedan y solo puedo decir una cosa: el paracetamol es una farsa!!

SNQEV

patricia dijo...

JAJAJA que risus! te imagino como a Nancy en su tesis,(aunque lo de los tobillos hinchaus hace que pierda glamour el tema) jaja.En cualquier caso,yo soy fan de automedicarme...y tambien de Ramón el yonky de Pitis..asike esta todo dicho. Suertee en tu caminooo

Anónimo dijo...

Podrias trabajar a mi lado en el Hospi sin problemas Joe...Josemari.
Palabro:Iresizin.(ablando de Hospitales...sera para el dolor de algo?)

 
click here to download hit counter code
free hit counter