Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

martes, 3 de febrero de 2009

Privilegiados de las 7 de la mañana

Remirando en un antiguo pendrive, me encuentro con este texto que escribí el día 6 de noviembre, creo. Es un post perdido de Estatuas Verdes, que, releído hoy, me parece que tiene aún más vigencia que hace 3 meses.



Anteayer lo estaba hablando con un amigo, persona de bien que tiene un trabajo fijo como yo. Aunque suene a tópico y a cosa que nos decían nuestras madres y abuelas, en realidad somos unos privilegiados. Yo, desde luego, lo soy, y la mayoría de mis amigos también. No me importa decirlo, de hecho creo que es un sano ejercicio de realidad. Me explicaré.

No se trata de una frase aprendida en la infancia para la semana del Domund, servidor cada día nuevo que amanece da las gracias por poder tener salud y disfrutar -disfrutar, coño, sí- de un trabajo semiagradable y que me permite la tranquilidad de poder pagar las facturas todos los meses, estas y las que vengan. En los tiempos que corren, esto ya no es moco de pavo. Independientemente de quién sea el culpable de la actual crisis financiera (Zapatero, Aznar, George Bush, el capitalismo, los bancos, Keynes...) lo cierto es que el paro está subiendo en España y en todos lados, las hipotecas también y el precio de las cosas no está bajando precisamente.


Me da igual lo que diga el IPC (que si nosecuántos mil productos de la cesta de la compra han bajado trillones de euros), yo no veo que en realidad nunca baje nada. Si acaso, la gasola, que baja diez céntimos hoy para mañana subir otros veinte. Todo sube, y al final va a resultar que en lugar del IPC (Índice de Precios al Consumo) lo que va a haber que calcular es el IPCPC (IPC Por Culero), como decía mi padre, que fue profesor de Economía. Pero a mí plín, porque aunque no duermo en Pikolín tengo un trabajo y un sueldo fijos (sí, sueldo fijo: significa que tampoco va aumentar con el paso de los años).

Como no entiendo un pimiento de Economía, los datos de la Bolsa, el Euríbor, el “precio del dinero” , etc... me dejan frío: no sé lo que significan. Las únicas cifras que de verdad me afectan y me impresionan son las del desempleo. Cuando veo a gente parada o me encuentro con amigos en más o menos apuros por la crisis o a punto de dejar sus trabajos. Hablando con mi amigo este que os digo, le repetía “Si es que somos unos privilegiados”, y él me respondía “Sí, joder, yo seré un privilegiado, pero todos los días me tengo que levantar a las siete de la mañana”. Me hizo gracia el comentario, valga por lo ingenioso pero es que además esconde varias verdades.


Yo sé que sus padres y los míos se han pasado toda la vida currando, ser privilegiado ahora no es ser noble, ni tener privilegios propios del Antiguo Régimen. El privilegio ahora es poder trabajar. Este mismo amigo era el que me decía hace 4 años, cuando él estaba trabajando y yo no, que “el trabajo dignifica una barbaridad”. Suena a tópico, pero es la puritita verdad. Y ya de la salud ni hablamos.

Ayer, mientras esperaba mi turno en la consulta del médico muy quejoso por mis dolores en el brazo [me caí por las escaleras el 4 de noviembre de 2008], escuché hablar a una señora que en voz alta narraba la historia de su vida: 64 años, viuda hace 17, operada de un cáncer de mama, minusválida en un tanto por cierto debido a un accidente que le dejó inútil la mano derecha, siendo ella diestra. Enseguida me sentí ridículo por quejarme tanto y pensar que tengo muy mala suerte. En verdad anteayer mismo pude haberme roto la cabeza, pero estoy aquí escribiendo (lo confieso, desde mi puesto de trabajo). Decidme si eso -ambas cosas- no puede considerarse un privilegio.

6 comentarios:

Fran G. Matute dijo...

Sólo añadir una cosa a tanta verdad: que sepas que el bolchevismo va a volver.

Anónimo dijo...

Y tanto...Ayer una amiga con trabajo fijo tuvo la osadía de desear delante de mí que al día siguiente nevara para no tener que ir al trabajo. A esto yo le respondí que ojalá yo tuviera un trabajo al que ir por la mañana. Obviamente, la dejé callada. Soy de la teoría de que todo el mundo tiene derecho a quejarse, pero hay que mirar delante de quién lo haces...
Besicos
lvtc

*Ana* dijo...

Justo de lo que hablas en el post fue conversación el domingo con un grupo de amigos. Creo que privilegiados es un buen adjetivo a nuestra situación. Hoy hay 200.000 parados más que el mes pasado. Da vértigo.


SNQEV

Kike dijo...

yo tengo otra teoria, que comprendo que pueda ser un poco polemica y herir sensibilidades... pero que no se me enfade la peña mucho...

El caso es que yo pienso que:
- si de lo que trata es de tener trabajo, vamos, de hacer una serie de cosas para que al final te den dinero por ello, el que no tiene trabajo es porque no quiere. Y eso me vale para las epocas de bonanza y las de crisis.
- entiendo que haya gente que le dignifique el trabajo, y que lo asocien a su realizacion personal. No es mi caso. Y creo que si fuera el caso de mas gente, las cosas irian mejor en general.
- Nadie los que puedan estar leyendo estan entrada, se muere de hambre. Incluso me atreveria a decir que tampoco vamos desnudos por la calle, ni nos privamos de una cervecita con los amigos (de la segunda a lo mejor si). Y eso tengamos o no trabajo.
- El tiempo es el mayor bien que poseemos. Es igualitario (1 hora es lo mismo para todo el mundo) y pasa igual de rapido estes durmiendo, trabajando o viendo una pelicula.

GRILLO SOLITARIO dijo...

ESTOY DE ACUERDO CON CASI TODO EL POST. SALVO EN ESO DE QUE PORQUE LOS DEMÁS ESTÉN PEOR, NO TENGA UNO DERECHO A QUEJARSE. EN TAL CASO SÓLO SE PODRÍA QUEJAR EL QUE PEOR ESTÉ DEL MUNDO. OTRA COSA ES QUE SE EXAGERE LA QUEJA, COMO PASA MUCHAS VECES.

KIKE, PARECE QUE NO ES TU CASO, Y ME ALEGRO. TAMPOCO HE VIVIDO YO ALGO ASÍ, POR SUERTE. PERO IMAGÍNATE QUE LLEVAS VEINTE AÑOS TRABAJANDO EN UNA EMPRESA, Y ÉSTA CIERRA. Y TÚ TIENES CUARENTA Y CINCO AÑOS, Y TRES HIJOS HIJOS ESTUDIANDO. ¿SE VA A MORIR DE HAMBRE ESA PERSONA? CLARAMENTE NO. PERO NO SÉ NI LO MAL QUE SE TIENE QUE SENTIR.

TERMINAR DICIENDO QUE YO ESTUVE MUY POCO TIEMPO EN PARO CUANDO ACABÉ MI CARRERA, Y POR MI FORMACIÓN SABÍA QUE NO TARDARÍA DEMASIADO EN EMPEZAR A TRABAJAR. PERO AUN ASÍ, SE PASA MAL.

LO DE LOS 200.000 PARADOS ES UNA BUURRADA.

AH, Y LA CULPA ES DE BUSH, YOKO ONO Y COURTNEY LOVE, POR SUPUESTO.

Rukia dijo...

Yo aún no he acabado la carrera, pero sencillamente, me da miedo hacerlo. Todos hablan ahora de masters y cosas que tienen y que aún así nada.

 
click here to download hit counter code
free hit counter