Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

martes, 26 de enero de 2010

¿Por qué lo llaman "rock duro" cuando quieren decir... "algo-que-a-lo-mejor-es-rock-pero-que-desde-luego-no-es-duro"?


Ahora que está todo el mundo loco con las décadas y está de moda fardar en plan "Yo nací en los 80" o "Pues te desprecio, porque yo nací en los 70 y tú solo en los 90", conviene recordar que en décadas pretéritas no todo el monte fue orégano. También hubo albahaca, estragón, eneldo... y por supuesto: ¡canela!

Estoy recordando ahora una época muy importante en la música popular ("¿y cuál no lo es para ti, Porerror?"), la etapa que arbitrariamente se desarrolló entre 1987 y 1997. Fue importante porque vio la explosión del llamado "rock alternativo", un estilo que en pocos años pasó de indie a mainstream, de desconocido a estar hasta en la sopa. Al final murió de éxito, como siempre pasa en el rock, es decir, los que manejan al cotarro ven dinero ahí, quieren capitalizar el tema y un fenómeno que es por definición marginal, alternativo y casero, tiene que morir por fuerza cuando pasa a ser algo mayoritario, brillantoso y de lujo.


Y claro, los últimos 80 y y los primeros 90 parece que quedarán por la música alternativa, por esa mezcla de punk, hardcore y heavy metal llamada "grunge", que dio en cristalizar alrededor de la región de Seattle, y en tantos otros sitios (mirad Radiohead en UK o Silverchair en Australia). A nadie se le pasan de la mente Nirvana y Pearl Jam, nombres que me empeño en reivindicar porque se van agigantando con el paso de los años. A los más ilustrados les sonarán también Soundgarden o Alice In Chains, a los de Matrícula de Honor Mudhoney o Screaming Trees. Y no solo había rock alternativo de raíces ochenteras en Seattle y tal, ahí estaban Smashing Pumpkins, Jane's Addiction, The Lemonheads, Red Hot Chili Peppers o R.E.M.

De lo que nadie se acuerda y nadie reivindica es de que en aquellos años las bandas reseñadas convivían y compartían estrellato, listas, tiempo de TV y radio y portadas con otras consideradas hoy mucho menos guays pero igual o más exitosas por aquel entonces. Me estoy refiriendo a los rockeros buenos/poperos malos del problemáticamente llamado "hard rock", heredero directo de los grupos heavys ochenteros de pelo cardado y estética ridiculoide, más cerca de Queen que de Black Sabbath. En esta nómina reivindico nombres como Aerosmith (que en puridad proceden de la generación anterior), Guns n' Roses y Bon Jovi.


Ahora nos da risa -o vergüenza, alternativamente- pero no podemos soslayar el hecho de que por aquellos años estos grupos eran lo más de lo más. Denostados por igual por los auténticos alternativos y por los rockeros metálicos (y vistos con recelo por los poperos, que acabaron convirtiéndose en su base de fans), en los últimos 80 y hasta mediados de los 90 Aerosmith, Bon Jovi o Guns n' Roses vendieron como churros ejemplares de sus respectivos álbumes Get a Grip (1993), Keep the Faith (1992) y Use Your Illusions I & II (1991).

Ellos son importantes también porque perfeccionaron el subgénero de balada romántica conocido como "bajabragas" (creo que una definición no es necesaria), para agradecimiento eterno de todos los jóvenes que en la época eran adolescentes y estaban aprendiendo a tocar la guitarra y a las personas del sexo opuesto. Otros la cultivaron con fenomenal éxito (notablemente Extreme con "More Than Words" y Bryan Adams con media docena de títulos).


Pero cómo olvidar -por muy modernos, pasotas, descreídos o cool que nos creamos ahora- canciones como "Jennie's Got a Gun", "Cryin'", "Amazing", "Crazy" de Aerosmith (autores también del bajabragas definitivo: "I Don't Wanna Miss a Thing", de la banda sonora de Armageddon), temazos del calibre de "Don't Cry", "November Rain", "Since I Don't Have You", "Always" o "Bed of Roses"... ¿hubo acaso alguna clase de Inglés de instituto entre 1990 y 1995 donde no sonara al menos una de estas canciones?

A la hora de etiquetar a estos grupillos los contemporáneos acudieron al término "rock duro", desvirtuando del todo el significado de este subestilo (más que nada era para distanciarlo del heavy auténtico y del metal alternativo). Ahora que el tiempo ha pasado, la lluvia ha caído y somos mayores, todas estas cuestiones parecen triviales y en verdad que lo son. Y la historia oficial ha dejado de lado esta fantástica parte de la música de aquellos años. Pero mientras haya un roquerillo adolescente con melenita acariciando una guitarra, mientras haya un videoclip con rosas, calaveras y serpientes, habrá esperanza, amigos: por la Memoria Histórica del rock!!!

14 comentarios:

Rocío dijo...

Que en este post haya una foto de Nirvana es impagable. Gracias!

Y qué gran razón sobre esas baladazas. Quién mejor que un roquero para cantarlas? Grandes recuerdos

Plas, plas, plas.

bellys

Anónimo dijo...

tú ya sabes que yo de música, FATAL!!pero...lo que yo he llorado con esas baladas, lo que he besado...y volviendo la vista atrás: quién no ha tenido esa camiseta con la rosa y la pistola???, mítica total y distintiva de que eras diferente: eras rebelde, dura, escuchabas rock!!!!!, TU NOVIO TOCABA EN UN GRUPO!!!!!
Yo, con el tiempo, ya sabes, me quedé en eso: en un recuerdo!!!!mjesús

Ángel dijo...

¡Uf, vaya temita acaba de sacar usted! Quizá dé para una réplica en forma de post en mi casa. De momento, tengo que hacer algún apunte de los otrora LA Guns y Hollywood Roses o viceversa, ya no me acuerdo.

#1 Es de las poquísimas bandas que han hecho una versión mejor que el original. Y sí, me estoy refiriendo al Knoking on Heaven’s Door del cada vez más pesado Bob Dylan.

#2 La balada es un subgénero del heavy y cuando las baladas no las hacen los heavys no son tal cosa, sino una sobredosis de edulcorante. November Rain, sin duda, es un temazo.

#3 Además de un gran guitarrista, Slash es uno de los grandes mercenarios del rock. En el buen y mal sentido del término. Sus colaboraciones con Marta Sánchez y Paulina Rubio dan fe de esto último.

#4 Necesito aprender el gesto de Axl Rose en Sweet Child o' Mine. Me refiero en concreto a ese contoneo imposible que empieza en los tobillos y acaba en los hombros pasando por las rodillas y las caderas.

Riggy dijo...

Creo que en general, en la historia de la música rock, lo habitual es que los grupacos que están en lo más alto durante unos cuantos años sean ignorados o menospreciados por la generación inmediatamente posterior, para más tarde ser reivindicados.

Con esto de quiero decir, que como yo aún tenía 10 años en el '95, a mí Bon Jovi o Guns'n'roses siempre me han provocado una sensación a medio camino entre la preza y la grima.

Kike dijo...

Gun'n'Roses, eso si que era un grupo!!!

Anónimo dijo...

illo... Bon Jovi, mi amor platónico en 8ºEGB, todavía guardo el disco de vinilo de la época. Y luego, Nirvana, escuchándolo en el insti, en 1ºBUP, y enamorándome perdidademente de Eddie Furlong (que era el niñíto de Terminator 2, que salía en la peli conduciendo su moto mientras escuchaba el "you could be mine" de los Gn'R) pq salía en el video musical "Living on the Edge" de Aerosmith!
Aaahhh!! qué gran época, principios de los 90!!

CLP

McNAMARA dijo...

PORERROR CON EL TIEMPO NO CREES QUÉ ESTO PASARÁ A SER OTRO MITO DEL COLECTIVO SOCIAL,COMO LA MOVIDA...YO TENIA EN MI CARPETA LAS PISTOLAS Y ROSAS.YO LLEVABA EL PELO A LO CURTCOBAIN....

patricia dijo...

NENAS. SON TODO NENAS. o como dice un colega "esos son heavys de peluquería".Cuando era pequeña veía a mi prima adolescente escuchar Nirvana y no entendía: porque esos sonidos tan raros? y la melodía? Años despues sigo opinando lo mismo.El "grunge" se escapa a mi comprensión auditiva.
Me dejas anonadada! aburrida el hombre tranquilo? bueno es una opinión,para mi gusto es una maravilla de film. Un saludico!

Sergio Gómez dijo...

muy bien, qué recuerdos de esos años del grunge vividos en el instituto...

Anónimo dijo...

Moderno, pasota y descreído lo serás tú. Ángel, el empeño de mi vida es bailar como Axel en ese tema. Migue.

Anónimo dijo...

Dos opciones:

1. Se me escapa tu ironía. Vale.

2. En el último párrafo utilizas dos diminutivos: "grupillo", "roquerillo". Este blog está entrando en una tibieza peligrosa. Para decir que se te caen los leotardos con estos grupos has de distanciarte con frases como "Ahora nos da risa..." Migue.

orphangirl dijo...

¿Y si les digo que con 10 añitos me compré a medias con mi hermano el "Get a Grip"? Años más tarde me daría cuenta de que se costeaba los discos con mi escasa paga de pre-adolescente, pero esa es otra historia... Aunque fuera pequeña, viví muy intensamente aquella época pero claro está que con una gran inocencia. A mí me impactaban mucho los videoclips. Esa barbie quemándose en una barbacoa (sound garden), dos chicas buenorra vestidas de colegialas (aerosmith) cuyo divertimento era poner cachondo al personal (telespectadores incluidos) y yo que aún nos abía lo que era besar... alcohol y tabaco por doquier ... y luego una aprendiendo en el cole ecuaciones simples. ¿¿Qué pensar cuando la puta realidad se mostraba ante mis ojos a ritmo de baladón, punteos interminables y melenas giratorias??

Qué recuerdos...!! Y sí, va a ser cierto que es chulo haber nacido en los 80 y que eso algo marca ;)

Anónimo dijo...

Y qué me dices de Mr. Big, To be with you?

María dijo...

Pedazo de post! :)

 
click here to download hit counter code
free hit counter