Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

domingo, 10 de enero de 2010

Café, copa y puro


¡Basta de tragar, amigos! Estas semanas pasadas han marcado una peligrosa bien que atractiva ruta de excesos comerciales y beberciales, en mi vida desde luego y presumo que en las vuestras. Todo atracón que se precie suele acabar en una ignominiosa trilogía, a saber: café, copa y puro. En homenaje a las pasadas fechas pero siempre con un espíritu de recuperar el balance, permitidme que hoy aquí yo os la desglose.

Café. Café, amigos, esa bebida (junto con la cerveza) que sabe asquerosa hasta que uno se acostumbra a ella y ahora resulta que era una delicia. Quién pudiera tomar café café. Yo, por mi naturaleza nerviosa, me tengo prohibido el café con cafeina desde que empecé a trabajar hará unos 6 años. Si no, capaz hubiera sido ya de arrancarle la cabeza a más de un cliente, o de morderle a un proveedor. Descafeinado de máquina es la consigna. Sin embargo, os confieso que mi familia es muuuuuuy cafetera, y hay de vez en cuando unos tránsitos de Blue Mountain, el café jamaicano (no sé si será el mejor del mundo, pero desde luego es el más caro), y a esos no me resisto.

A veces fantaseo que mi vida no es más que una sucesión de quedadas para tomar café. En Cosica soy el tonto de ir a un café por la tarde, pero no encuentro mucho quórum. En Miciudad cada fin de semana tengo dos o tres citas. Y estas navidades creo que he batido mi propio récord, encadenando varias en un mismo día. Delante de un café (aunque sea descafeinado) es como mejor se habla, se escucha, incluso se lee o se escribe. Delante de un cafelito es como mejor se ve la vida.


Copa. Copa y copazo. Siempre gin and tonic, siempre de calidad. Mi nivel de sibaritismo en la ginebra va alcanzando niveles preocupantes, hasta el punto de que anoche me descubrí dándoles a unos amigos una clase magistral sobre gin tonics… La premisa es siempre calidad antes que cantidad. Tanqueray se consagra como la ginebra “de crucero”, Gordon’s como la ginebra “de los pobres” y The London Gin (la azul) como la del más auténtico sibaritismo. Y se confirma también que la calidad hay que pagarla, pero que no hay tampoco por qué dejarse estafar.

Mientras tanto, la gente se empecina en beber todo tipo de no sé qué cosas sin criterio: ron con cosas, whisky con cosas, vodka con cosas… y he llegado a escuchar que los gin tonics son solo propios para tomarlos como digestivo tras una comilona. La marca del fan es el estoicismo, creo que ya lo he dicho por aquí. Traguemos saliva, y paciencia. Y para que no me acuséis de intransigente os tranquilizo: la ginebra con limón también se admite.


Puro. Esta misma tarde me despierto de la siesta entre sudores fríos. ¿El motivo? He soñado que estaba con Melendi, Macaco, Bimba Bosé y Bebe FUMÁNDOME UN PORRO. Esto es rigurosamente cierto, no un recurso literario. No sé qué me ha dado más miedo. Recuerdo que en el sueño charlábamos todos amigablemente, como colegas, pero por desgracia no recuerdo de qué. Daría lo que fuera por volver a tener ese sueño y registrar esa maravillosa conversación imposible.

Imposible sobre todo porque yo no es que no fume porros, es que no fumo nada y además me da un asco increíble. Así que el puro de después de las comidas me lo puedo ahorrar tranquilamente. Seguiré esperando esa supuesta prohibición gubernamental que se nos escapa como humo, y maldiciendo al frío que tanto me hace toser, igual que el tabaco. Y a encarar el 2010 con alegría y salud, amigos. No nos queda otra, ¿no?

11 comentarios:

Rocío dijo...

Me obligas porerror, me obligas:

Antes sobria que Gin-tonic!!!

snexpe

P.D. Ayer tiré a la basura las últimas tónicas que quedaban en mi frigo de tu último gintonic en mi antigua casa. Habían caducado!!! Eso sí, la botella esa azul sigue esperándote :)

mariapahn dijo...

Buen balance, gran balance diría yo...
y, bueno... esa conversación con semejantes personajes..., lo mismo no merecía tanto la pena ¿no crees? o, tal vez, si; hace falta ponerle humor al año venidero...jejeje

Buen cambio de década y te deseo todo lo que desees.

Besos

Anónimo dijo...

Es muy difícil imaginarte a ti fumando porros y menos en compañía de esos "perroflautas" de Bebe y Melendi.

Descafeinado de máquina, sí, hoy no pudo ser, "Porerrorescéptico"(con doble sentido, quizá),tal vez otro día ;)

GRILLO SOLITARIO dijo...

PORERROR, NO REIVINDIQUES EL GIN TONIC COMO "LO AUTÉNTICO". ES UNA MEZCLA, COMO OTRA CUALQUIERA. ES UN NO ATREVERSE A BEBER UN LICOR DE VERDAD.

El_Tesorero dijo...

Yo hace mucho que cambié el café por el té, pero se reduce a lo mismo: energía para las mañanas, buena conversación para las tardes.

Lo de la copa, yo siempre tiro a por el pacharán, ya sé que es un poco de viejos.

Lo de tu sueño, raro que no estuviera también Manu Chao, ¿no?

María dijo...

A mi también me quitaron del café, le dije al médico " y ahora qué va a ser de mi vida?" Me aconsejó tomar descafeinado.. ;) jeje Buena solución..

Por lo demás, no bebo ni fumo..

Anónimo dijo...

No soy cafetera, cafetera...ahora de lunes a viernes si es verdad que a las 10 de la mañana necesito un café porque sino empiezo a no ser persona...en otros momentos es verdad que si se tercia, me gusta tomar un cafelito tranquilamente...

En cuanto a los Gin Tonic... no sé por qué, pero me apetecen muchísimo en verano...con la caló...y sino soy una de las que, según tú, no tienen crietrio: Ron-Cola.

Killo y vaya sueño rarito, eh???...XD

Un beso fuerte,Almu.

Anónimo dijo...

Eso de siempre gintonic habria que verlo.....X cierto que bebia Ramoncin??? Tambien estaba por alli no???Josemari.
Palabra: Plifisin.

Ángel dijo...

A nadie le gusta el primer café ni los primeros destinados, sean cuales sean, pero luego ya ve, se le coge el gusto y ya es un no parar. Tampoco le gusta a nadie el primer cigarro ni el primer potaje y tres cuartos de lo mismo. Ahí va mi desglose:

Café. Como su familia, yo soy muuuuy de café. Sólo o con hielo y cargadito. Y mucho más de cerveza, pero siempre embotellada. La prefiero a los vinos que me puedo permitir cuando salgo, así que el vino bueno lo compro en bodega y lo bebo en casa.

Copa. Me pirran casi todos los destilados, excepto el ron, que me empalaga un poco. El gin & tonic me gusta de aperitivo y a los postres prefiero pacharán a mediodía y whisky por la noche. Un amigo me trae de Escocia botellas de The Balvenie, que me gusta mucho más que el Macallan y, desde luego, muchísimo más que el Chivas.

Por cierto, si Suciudad es Los Madriles hay un restaurante llamado El Padre donde tienen una extensísima carta de ginebras que sirven con mucho esmero. En ocasiones, incluso, con demasiado esmero. No se arrugaron cuando les propusimos maridar la cena con distintas ginebras.

Puro. No sé fumar puros y hace mucho que no fumo un canuto, pero soy un adicto al Marlboro, indispensable con el café o la copa y determinadas veces todos los días. Y como me gusta fumar y hacerlo en paz, procuro respetar a los no fumadores o fumadores pasivos.

Bueno, ahí queda eso.

Saludos

Anónimo dijo...

Te recomiendo ginebra Hendricks y a ver con q tónica la acompañas pq no es cuestión de estropearla.

Anónimo dijo...

esta entrada me ha encantado!!!y me he reído...especialmente con ese "sueño"que ya lo quisiera yo pa mí, no por los porros, pq yo de fumar, como tú , nada de nada, puaajjj;quiero ese sueño por los protas, aunq sean tus pupitas.

Café: ahí sí que te acompaño en todo: en que es de máquina y descafeinado, inspirador, reconfortante, calentito, uummm, que en estos días viene de escándalo, ya sabes el fresquete que hace en Cosica (término que me lo quedo para siempre, me lo prestas??), así que hay que hacer realidad eso de tomar café.mjeús

 
click here to download hit counter code
free hit counter