Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

lunes, 19 de noviembre de 2007

Frenesí del pop español



No sé si será cosa mía, pero de un tiempo a esta parte me da la sensación de que se está produciendo una eclosión de grupos de guitarras españoles, de esos llamados indies, que facturan un pop-rock melódico deudor del power pop, la new wave, y el pop sesentero de Beatles, Brincos, Beach Boys, etc.

En lo que va de década, tenemos en España a Cooper, Deluxe, Sidonie, La Habitación Roja, Lori Meyers, La Costa Brava, El Alpinista, Grupo de Expertos Solynieve, Sunday Drivers, Love of Lesbian, La Casa Azul, Niños Mutantes, Bombones o Tarik y La Fábrica de Colores, por citar a algunos de los que han obtenido más notoriedad. Si a estos unimos otros artistas nuevos que no encajan al 100% en los anteriores parámetros, tales como Nosoträsh, Astrud, Single, Travolta, Triángulo de Amor Bizarro, Prin' La Lá, Maga o Tulsa, y a "veteranos" supervivientes (la buena vida, Los Planetas, Sr. Chinarro, Lagartija Nick...) nos encontramos con una nómina francamente impresionante dentro del pop independiente español.

Sabido es que cantidad no equivale a calidad, y de nada valdría que hubiese tantos grupos de guitarras si el producto que ofreciesen fuese mediocre. Sin embargo, este no es el caso, y se da la circunstancia de que todos están haciendo unos discos estupendos llenos de canciones buenísimas y que apenas tienen difusión fuera de los circuitos especializados (fanzines, blogs, Radio Nacional 3...).

Lo anterior me lleva inevitablemente a lamentarme del poco caso que se le hace a estos artistas en España, pese a que algunos han sido fichados por multinacionales discográficas y sus conciertos congregan a miles de personas. No voy a decir que haya que crucificar a Juanes, Estopa o Melendi (bueno, a ese a lo mejor había que hacerle algo), pero me encantaría poner Los 40 Principales y escuchar a La Habitación Roja, o poner Antena 3 y poder ver un vídeo de Cooper. Si gente como Amaral, Los Piratas o Bunbury han conseguido triunfar sin renunciar al prestigio indie, ¿no sería posible que esto sucediera con más grupos?

De momento Cuatro, en su serie Gominolas, ha apostado por una banda sonora realizada por el factotum popero Guille Milkyway y plagada de canciones de artistas del sello Elefant Records, como Nosoträsh. Es un buen comienzo, pero aún falta mucho para que se reestablezca la justicia poética y le encarguen, por ejemplo a Tarik, la sintonía de un programa de fútbol... ¡con lo que bien que controla el tío "A balón parado"!


5 comentarios:

Beatriz dijo...

pues sí, pues sí, esta navidad tendremos que hablar de música.

el gorrión solitario dijo...

me hace gracia cuando hablas con ese desparpajo de esos grupos,hace unos años fui a FIB cuando nadie creia en el,y gran parte de esos grupos estaban por alli...

GRILLO SOLITARIO dijo...

COOOOOÑE, UN GORRIÓN "SOLITARIO" ESTO SÍ QUE NO ME LO ESPERABA YO... SALUDOS.

Enrique dijo...

Hola!
Adelante con el blog, que sigo con interes desde el dia 1. Para cuando una entrada de otro que tambien dara mucho que hablar en un futuro, el rap español?
Kike

El Perro Lunar dijo...

A mí me sorprende que muchos de esos grupos no suenen más en las radios musicales más populares, cuando tienen potencial comercial de sobra para hacerlo. Pienso que el problema no es tanto que la gente sean unos paletos como que no hay cauces para que se conozcan.

 
click here to download hit counter code
free hit counter