Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

domingo, 25 de noviembre de 2007

A tope con Supermodelo 2007



No todo iba a ser cultureta y referencias frikis en este blog, demos paso también a los programas de la tele normal. Hay en la parrilla española uno especialmente favorito, lo emiten en Cuatro los lunes por la noche y se llama Supermodelo 2007.

Supongo que debería medio avergonzarme de verlo y seguirlo con interés, pero nada más lejos: me siento orgullosísimo de ser un entendido en la materia. El año pasado se llamaba simplemente Supermodelo, este año le han añadido la coletilla de “2007” para dar a entender que habrá varias ediciones. La mecánica es simple: se trata de un reality show en el que varias chicas aspirantes a modelo compiten dentro de una academia en plan OT por el puesto de “Supermodelo”, que se supone ha de abrirles las puertas de la fama en su profesión.

Ahora bien, lo mejor del programa no son ni las chicas concursantes ni los desfiles de moda ni la ropa que deben lucir, sino el variopinto plantel de eminencias que componen el claustro de profesores que forman a las aspirantes y el jurado que semanalmente las evalúa. El año pasado conocimos a Valerio, especie de bailarín-latin lover que les enseña a desfilar por la pasarela. Él fue la estrella por su mala baba y sus gritos desaforados. Este año repiten con él Emmanuel Rouzic, un Kojak de la fotografía y Cristina Rodríguez, “tutora” de las pupilas y estilista imposible que lo mismo se adorna con un collar de cucharillas de café que se planta un loro de felpa en el hombro en plan Long John Silver.

Para esta edición, los señores de Cuatro nos tenían preparada una sorpresa que nunca les podremos agradecer bastante: Daniel El-Kum, un nuevo miembro del jurado con un vestuario sacado de El talento de Mr. Ripley y una carita que parece que le acaban de dar una paliza (ríete tú de Robert De Niro en Toro Salvaje). Para colmo el buen señor, estilista de las estrellas (luce en su curriculum a Ana Obregón, Catherine Deneuve, Linda Evangelista o Martina Klein), tiene una voz adenoidal que cuando habla se le entiende aproximadamente igual que a Darth Vader degustando polvorones.

Lo anterior no es óbice para que él se permita criticar el acento y la dicción de las concursantes, los atuendos del profesorado, la profesionalidad de todos menos la suya y lo que se le ponga por delante. Y todo esto mientras sienta cátedra gesticulando con uno de los veintitantos pares de gafas que dice poseer, que digo yo que le servirán de atrezzo.

Lástima que ya solo quede un programa de Supermodelo 2007 –la Gran Final-, porque con su tendencia a enmendarle la plana al lucero del alba (eso sí, siempre tratándolo de “usted”), el señor El-Kum podría haber dado aún muchísimo juego. Su papel no es el de malo –ojo-, es más bien el de una especie de Galactus de la moda que en lugar de engullir planetas se merienda a todos los participantes del programa, pues está por encima del bien y del mal.

Mi momento favorito tuvo lugar durante los castings. El señor El-Kum formaba parte del jurado de selección, y en cierta ocasión rechazaron a una candidata, que no estuvo de acuerdo con el dictamen. Interrogado el tipo por la aspirante sobre por qué no la habían escogido, Daniel El-Kum respondió que estaban buscando “otro perfil de chica”. Como quiera que la muchacha no se quedaba satisfecha, insistió: “¿Y qué tendría que hacer yo para dar ese perfil?”

Impasible, el señor El-Kum la miró de reojo y le dijo: “Tendría usted que volver a nacer”.


5 comentarios:

BEGOÑA, LA PRIMA, dijo...

Esto me supera....

GRILLO SOLITARIO dijo...

PUES QUÉ QUIERES QUE TE DIGA: A MÍ ME PARECE UN PROGRAMA DE BUENORRAS QUE PRETENDEN SER ALGO SÓLO POR SERLO, Y SOBRE TODO DE TÍOS QUE SE HACEN LOS MARICONES PORQUE ESO HOY EN DÍA ES GUAY, Y PORQUE ADEMÁS PARECE QUE ESO LES CONVIERTE AUTOMÁTICAMENTE EN EXPERTOS EN MODA.

Enrique dijo...

No he visto el programa, aunque se de buena tinta que me gustaria, ya que soy muy aficionado a casi todo tipo de reality show (menos, por alguna razon, los que se desarrollan en islas paradisiacas), sobre todo Gran Hermano. Espero que nos sigas informando de SuperModelo 2007 por aqui o por otro sitio, Jose.

Pink Panther dijo...

No tengo la suerte de conocer el programa pero me ha hecho mucha gracia el post - muy ingenioso. Por ahora el mejor... me gusta esa mala leche.

Aida dijo...

¿Para cuándo un supermodelo masculino? Habría que ver qué pasa con tanta tetosterona junta. ¿Habrá rascamientos de partes nobles? ¿Concursos de pedos y eructos? ¿Partiditas de cartas o de fútbol? ¿De qué hablan los hombres cuando están solos?

 
click here to download hit counter code
free hit counter