Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Regreso al pasado


“Seguro que en 1985 se puede comprar plutonio en la farmacia de la esquina”.
-Christopher Lloyd en Regreso al futuro




No, no, no, na, na, na…na! Ni H.G. Wells ni Stephen Hawking, para nuestra generación, el mayor teórico acerca de los viajes en el tiempo fue, es y será Michael J. Fox. ¿O debería decir Marty McFly? En realidad tal vez lo justo sería decir que el verdadero “teórico” tras estos fantabulosos viajes fue el Dr. E. Brown (interpretado por Christopher Lloyd) o lo más justo sería decir que todo se lo debemos a Bob Zemeckis, director y co-guionista de la cosa.

Estatuas Verdes, siempre contra el apoltronamiento (aunque esto lo escribo en un sofá), vuelve a hacer historia. Es la primera vez que escribo un post mientras simultáneamente recibo el estímulo de su tema. Si hablo de un libro es que me lo he leído, si de una peli o un disco es porque hace unas horas los vi o escuché. Pero hoy estoy escribiendo acerca de Regreso al futuro (1985) a la vez que la estoy viendo. ¿Demasiado complejo? Nada que no se pueda comprender con un pararrayos, una videocámara y un mechón de pelo de Michael J. Fox. Porque esto era, amigos, todo lo que les hacía falta en esta peli para viajar en el tiempo.


Bueno, y un poco de plutonio de Libia más “el DeLorean de mi amigo Steve” [Spielberg], como bien se recordaba en aquel graciosísimo episodio que Charlie Kaufman escribió para la serie Búscate la vida (1990-91), dedicado precisamente a los viajes en el tiempo. A principios de los 90, Stephen Hawking dio una conferencia en Miciudad a la que no asistí pero cuya grabación tuve la suerte de escuchar. En ella dijo lo que ya es un tópico pero que entonces revolucionó mi joven cerebro: que la mejor prueba de que viajar en el tiempo es imposible es el hecho de que nunca nos haya visitado gente del Futuro.

En un artículo de El País sobre las máquinas del tiempo, el novelista Luis Manuel Ruiz dijo la semana pasada algo parecido: “la imposibilidad de saltarse el tiempo a la torera no había sorprendido ya a las mentes más sagaces: ¿por qué no había hombres del siglo XXV entre los romanos ni yanquis en la corte del rey Arturo?” En realidad, determinadas paradojas de la Física, que ni usted ni yo entendemos, hacen la idea del viaje unidireccional en el tiempo teóricamente posible, y menos mal, porque si no sería un disgusto para muchísimos novelistas y cineastas. Váyanle con el cuento a Mark Twain, H.G. Wells, Ray Bardbury, Asimov, Douglas Adams, Kurt Vonnegut o Stephen Fry, solo en libros.


En películas, vayan a Terry Gilliam, James Cameron, Coppola o Robert Zemeckis, autor de la trilogía de Regreso al futuro. En estas pelis, el mayor inconveniente para viajar en el tiempo puede ser llevar unos calzoncillos Levi’s de color morado. ¿No resulta delicioso? Aquí en el Futuro no se encuentran los malvados Morlocks ni el Ejército de los Doce Monos; aquí se viaja al Pasado, donde el protagonista debe impedir que su madre se enamore de él mismo sino que acabe con su padre, para que la historia no se altere.

¿Lo demás? Detalles. Detallicos: ¿Qué más da que el condensador de flujo –o de fluzo- necesite plutonio robado para poner al coche a 1,21 gigovatios? Mientras Marvin Berry pueda llamar a su primo Chuck para que invente el rock and roll por teléfono, todo irá bien. ¿Qué más da que si la madre de Marty se enamora de Marty en vez de de su padre todos los hermanos empiecen a borrarse de la foto familiar del futuro? ¿Acaso no tenemos por ahí sonando “The Power of Love” de Huey Lewis & the News? ¿Acaso Michael J. Fox no era lo más? La peli hace ya una hora que acabó y tú, lector, acabas de leer el post ahora. Otra prueba de que el tiempo es más elástico que el chicle de canela.

11 comentarios:

GRILLO SOLITARIO dijo...

QUÉ GRAN PELÍCULA, SÍ SEÑOR. MIRA ESTOS DOS ENLACES: UNO. DOS.

Riggy dijo...

Yo creo que sí que nos han visitado gentes del futuro, pero son muy discretos y se limitan a observar y a adaptarse al medio. Me parece que estamos minusvalorando a personas capaces de viajar en el tiempo si pensamos que van a venir con trajes futuristas y gritando "Venimos del S.XXVIII!"

Por otro lado, has visto "Los Cronocrímenes"? A mí me gustó bastante y da una perspectiva original de esto tan divertido de viajar en el tiempo.

rocío dijo...

Estimado porerror has sacado un tema pupita personal. Yo tengo un trauma muy grande con las pelis/libros/conversaciones sobre viajes en el tiempo.
Regreso al Futuro la tolero, quizás porque en mi niñez... (perdón se me ha venido a la mente Serrat) quiero decir que quizás porque cuando las vi por primera vez lo me las planteé más allá (gracias) y ahora las veo empañadas por la nostalgia.
Sin embargo 12 monos es otra cosa. Aquí hablamos de fascinación y repulsión a partes iguales. Si la echan no puedo evitar verla, pero ese final..... Diossss. Siento esta parrafada pero el tema me puede, me puede.

P.D. Creeis que mi amor "Perdidos" nos meterá en algún momento algo de tema temporal??? Dios nos pille confesaos

Anónimo dijo...

Y esa gran peli que es "Los visitantes no nacieron ayer"??!!, qué manera de reirme Dios mío...no puedo decir lo mismo de Regreso al Futuro, ni antes ni despues me han gustado.

Anónimo dijo...

Soy María, joé, que siempre se me olvida firmar

Fran G. Matute dijo...

Los viajes en el tiempo... qué gran fantasía... Siempre se ha dicho que "Regreso al futuro" ha sido la película que mejor ha mostrado los efectos de cambiar el pasado... pero es verdad que ahí está "12 monos", ese peliculón obra maestra y... qué me decís de "Donnie Darko"? Acaso no es el "Regreso al futuro" del siglo xxi???

GRILLO SOLITARIO dijo...

A MÍ DE PEQUEÑO ME ENCANTABA "UN ASTRONAUTA EN LA CORTE DEL REY ARTURO"

Porerror dijo...

-Grillo: Muy buenos los friki-enlaces argentinos, muy en tu línea también. ¿Y qué me dices de esa peli Un hermano en la corte del Rey Arturo, con Martin Lawrence...? Ah! Mark Twain: esa fuente inagotable de inspiración...

-Riggy: Muy agudo tu comentario. ¿No serás tú uno de esos seres del Futuro? Respóndeme a una pregunta: ¿De qué color será Michael Jackson en 2077?

-Rocío: No sabía que este tema te tocara tan de cerca. Te ruego que no desveles el final de 12 monos porque te confieso que nunca la he visto entera, siempre me quedo dormido.

Dada tu pregunta acerca de Perdidos, deduzco que no has visto enteras las 4 temporadas. Si es que sí, solo te diré una cosa: recuerda el episodio en el que cantan "Wonderwall".

-María: ¿No te gusta Regreso al futuro? ¡Injuria! Te redimes por el hecho de gustarte la de Los visitantes. Muy graciosa, sí, señor. Y para mí gusto, bastante fiel a la mentalidad de la Edad Media.

-Fran G. Matute: Donnie Darko, peliculón, ¿eh? Queda por reivindicarse. Conejos gigantes, aviones que se caen... ¿se puede pedir más?

Fran G. Matute dijo...

Hablando de viajes en el tiempo, ayer echaron por la tele "Peggy Sue Se Casó"... Que por cierto, tuve la suerte de comprobar que ha envejecido muy bien... Gran peli!

Porerror dijo...

-Sí, precisamente esa tenía en mente al nombrar a F.F. Coppola en este post. Fue un poco fracasillo, no? A mí siempre me ha encantado, y además sale Marshall Crenshaw... jamás se le vio tan feliz.

Karmen dijo...

Me agrada tu idea de que la gente del futuro puede estar entre nosotros, Riggy. :-)

Gracias por el post, Porerror. Esta saga la ví en familia (como "Cazafantasmas", "Goonies", "Gremlins", "Cariño, he encogido...", "Indiana Jones" o "Cocodrilo Dundee"), así que siempre me trae buenísimos recuerdos.

 
click here to download hit counter code
free hit counter