Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Cómo conocí a vuestra madre


En inglés, cuando algo es muy bueno se dice que es “lo mejor desde el pan de molde”. Pues bien, este otoño ha entrado en mi vida una serie de televisión que con todo merecimiento nos retrotrae a la primera vez que el pan vino cortado en rebanadas dentro de una bolsa. Me estoy refiriendo a Cómo conocí a vuestra madre, una serie de la NBC que aquí emite La Sexta de lunes a viernes a eso de las cinco de la tarde. El título viene de que se supone que todo es un flashback del protagonista, que en el año 2030 les está contando a sus hijos... ¿adivinan?... cómo conoció a su madre.

La chicha de la serie son las peripecias de un tipo cercano a los 30 años que decide que necesita encontrar a la mujer de su vida, a raíz de que sus dos mejores amigos (y compañeros de piso) decidan prometerse en matrimonio. Sus nombres son Marshall y Lily, y a ella la interpreta Alyson Hannigan (Buffy la cazavampiros, American Pie). Hay un cuarto amigo, solterón empedernido y ligón de guardia que a mi juicio es la mayor creación de esta serie. Se trata de Barney, interpretado por Neil Patrick Harris (sí, el médico precoz de Un médico precoz), quien intenta constantemente ligar y anima a sus amigos a que adopten su estilo de vida despreocupado y aparentemente cínico.

En sus vidas irrumpe Robin, una reportera de TV de un canal local, que enamora a Ted, el protagonista, pero que parece ser que no es la “madre” (futura esposa de Ted) a la que alude el título. No voy a intentar aquí resumir las tramas de los episodios (algunos de ellos francamente ingeniosos y bien escritos), pero diré que hacen avanzar la trama general de la serie a la vez que exponen al quinteto protagonista a las más disparatadas situaciones. Un referente inexcusable en este sentido sería Friends, ya que la mayoría de los episodios tratan de líos sentimentales, y esto no deja de ser una serie sobre cinco amigos que viven en Nueva York, comparten piso todos con todos en algún momento y pasan cantidades imposibles de tiempo hablando en su bar favorito. De hecho, lo que más me recuerda a Friends es la construcción de los personajes a base de manías y frasecillas recurrentes, que se convierten en algo familiar y esperado por el espectador. También el hecho de que los guionistas cojan una situación y la lleven a extremos absurdos, por culpa de la vergüenza de un personaje o su obstinación.

Pero Cómo conocí a vuestra madre no es una copia de Friends, es "el Friends del siglo XXI". Todo aparece más cínico, como puesto al día. Aunque tampoco hay que exagerar, la serie lleva tres temporadas en USA (aquí vamos por la segunda), y su éxito es moderado: no es una rareza de culto pero tampoco le auguro una duración de diez temporadas.

Como siempre, si podéis ver los episodios en inglés, mejor que mejor, aunque admito que el doblaje es magnífico. Mucha gente no puede ver la serie porque la están emitiendo en horario de trabajo, pero se pueden bajar fácilmente todos los capítulos (en español o en inglés subtitulado) en
www.stage6.com, www.peliculasonline.org o www.sinlamula.com.

Releyendo lo que llevo escrito, me doy cuenta de que es imposible transmitir mi entusiasmo por esta serie en seis párrafos, solo puedo recomendarla y esperar que os guste. Como botón de muestra, valga una cita del primer episodio:

(Barney le dice a Ted que se ponga traje para ir al bar con él y así tener más posibilidades de comerse algo, pero Ted aparece con una camiseta y pantalones de chándal).

BARNEY: ¿Dónde está tu traje? ¡Dijimos que vendríamos con traje! ¿Yo aparezco con un aspecto impecable y tú apareces en pijama? Vale, yo soy Superman y tú eres Clark Kent.

TED: Espera, ¿Clark Kent no lleva siempre traje? ¿Y Superman no lleva una especie de pijama?

3 comentarios:

Antonio Ávila Membrives dijo...

Muy, muy, pero que muy buena comedia. Fue ver el capítulo piloto en la Sexta, y en seguida cogerles cariño a todos y cada uno de los protagonistas.

Me quedo con el capítulo de Fin de Año:

Ted: Tu no eres Moby, ¿verdad?
No Moby: ¿Quién?
Ted: Moby.
No Moby: No.
Ted: Pero y cuando dijimos "Hey, Moby".
Ted: Tú dijiste, "Si."
No Moby: Pensé que dijisteis "Tony".
Ted: ¿Te llamas Tony?.
No Moby: No.

Porerror dijo...

Sí, sí... "Hijos mios, Moby era un popular artista musical de cuando yo era joven".

Karmen dijo...

¡Ay...! Ya echaba yo en falta este post... Muchísimas gracias por los links. A ver si estas Navidades cae, por lo menos, la primera temporada. Ya sabéis, chicos, "Suit up!"

 
click here to download hit counter code
free hit counter