Vivencias polimórficas de un treintañero perplejo.

jueves, 26 de junio de 2008

V de Vendetta


Hace más de dos años me encontraba en Bruselas con el amigo Kike (Radio Alma) y una noche decidimos ir al cine. “Vayamos a ver V de Vendetta, y fuimos. “¿De qué va?” No teníamos ni idea, pero había dos cosas seguras: era en inglés y salía Natalie Portman. La peli nos encantó, recuerdo que yo salí del cine muy tocado, es de esas cosas que te deja pensativo y dándole vueltas a lo que has visto durante horas (días, semanas…). Pasó el tiempo y no la he vuelto a ver, sin parecerme obra maestra ni siquiera una “gran peli”, recuerdo V de Vendetta (2006) con muchísimo respeto, como mínimo porque está hecha para entretener y hacer pensar, el binomio clave de Estatuas Verdes.

Luego me enteré de que estaba adaptada de un cómic “serio” (algo muy en boga ahora: Sin City, 300, etc) y la verdad es que me daba miedito leerlo por varias razones. Primero porque soy muy esnob y me resistía a leer una traduccionzurria de medio pelo. Segundo porque guardaba tan buen recuerdo de la peli que no quería mancillarlo con otra versión de la historia (paradójicamente, la original). Y tercero porque para mí leer cómics modernos supone un esfuerzo comparable a leer una novela en un idioma que desconozco, nunca me entero de nada.

La semana pasada, el buen Grillo Solitario, ávido lector de cómics y fan de Alan Moore me prestó por fin el libro que recopila toda la historia de V de Vendetta (1982-88). Tengo que decir que el tebeo me ha encantado, aunque por perpetuar un debate estéril, la película me causó muchísima más impresión. Conocéis la historia, ¿no?, es simple. Por intentar resumir: en unos años 90 paralelos, el mundo ha sufrido una Tercera Guerra Mundial nuclear, y en Gran Bretaña se ha establecido un siniestro poder totalitario de corte fascista (ultranacionalismo, racismo, culto al líder, estado policial). En este contexto aparece “V”, un anarquista revolucionario disfrazado de Guy Fawkes (el nota que en siglo XVII trató fallidamente de volar el Parlamento inglés, efeméride que se conmemora todos los 5 de noviembre).

El cómic es obra del guionista Alan Moore (el mismo de La Liga de los Caballeros Extraordinarios, Watchmen o Desde el infierno) y del dibujante David Lloyd. Los dibujos de Lloyd no me han gustado un pelo. El colorido es impactante: muchos contrastes expresionistas, muchos tonos pastel pensados para dar miedito… pero el dibujo para mí ha sido el constante punto débil de lo que por otra parte es una monumental novela gráfica. Trataré de explicarme. Este Lloyd solo sabe pintar tres personajes: hombre delgado, hombre gordo y mujer. Todo lo demás son variaciones sobre el mismo tema y la poca consistencia de las facciones de los personajes entre unas viñetas y otras hacía que su reconocimiento fuera a veces difícil, lo que resultaba irritante.


¿Este es Creedy o Ally? ¿Almond no había muerto? ¿Evey es una niña de 16 años o un anciana de 85?, es el tipo de preguntas que uno no debería nunca tener que hacerse mientras lee un cómic pero que yo no podía apartar de mi cabeza. Salvando este no pequeño detalle, el guión de V de Vendetta me ha parecido bastante bueno. La abundancia de subtramas y personajes secundarios (que la peli simplifica, lo que acaba agradeciéndose) entiendo que está pensada para dotar de credibilidad al fresco de una apocalíptica Inglaterra rendida al fascismo y sus posibles consecuencias. Sin embargo, la idea principal del cómic (libertad individual, elogio de la Cultura y el librepensamiento…) se podía haber llevado a término de un modo menos errático, supongo que ese será el precio de una saga que duró tantos años y tuvo, por fuerza, que dar muchos bandazos.

Sobre la traducción, mejor me callo (confundir “celda” con “célula” –cell- o “visitar” con “llamar” –call-). Cierto es que a veces es un poco mamarrachera pero también que en otros momentos soluciona con brillantez difíciles papeletas como la de tener que mantener la gracia de que todos los capítulos comiencen por la letra “v” (por cierto, amigos traductores: valedicción no es una palabra en español).


Entonces, ¿qué le ha gustado a Porerror de V de Vendetta? Pues casi todo. El poderoso personaje de V, tan atractivo pese a ser un sinvergüenza. El personaje de Evey, que sufre una verdadera transformación. Toda la premisa de una Inglaterra nazi (mmmmmm…), el mundo feliz mitad Orwell mitad Huxley mitad Batman. Las constantes referencias culturales, lo mismo a Shakespeare que a Orson Welles que a Cole Porter o los Rolling Stones. El hecho de que sea un cómic pensado, según sus autores, “para gente que no apaga las noticias”. Por eso no voy a criticar aquí su calado pseudofilosófico o su flojito componente político. A fin de cuentas es un cómic, no se le puede acusar de ingenuo porque todavía hay que dar gracias de que un tebeíto trate estos temas.

6 comentarios:

Fran G. Matute dijo...

A mí la peli me gustó mucho... pero no he leído el comic.

Creo haber leído que está a punto de estrenarse "Watchmen"...

Pero la verdad es que soy más de MARVEL...

*Ana* dijo...

Y yo que creía al leer el título del post que iba a ir del España - Italia del otro día...

Jijijijiji

Porerror dijo...

¡Coño, Ana, me lees la mente! ¿Sabes que lo de la vendetta y el España-Italia era la gracejada con la que pensaba abrir el post? Te lo juro. Lo que pasa es que se me olvidó, y cuando me quise dar cuenta ya lo había escrito y publicado, y no pegaba rectificarlo para meter eso con calzador.

Espero que sigas tan fiel a Estatuas Verdes como siempre.

Rukia dijo...

Para mi V de Vendetta es un peliculón, y he de confesar que no he leido el cómic, pero ha sido por falta de presupuesto, pues está en mi lista (junto con Watchmen, El hijo caído y La muerte de Superman entre otros). Sinceramente, en la peli quedan reflejados todas las caracteríticas propias de un régimen totalitario y además, también me encanta el proceso de tensión y detonante para la "revolución". Colosal la escena final en la que aparece toda la gente llevando máscaras y pasando por encima de los soldados.

GRILLO SOLITARIO dijo...

AVISO SPOILER: LO QUE VOY A DECIR DE LA PELI Y DEL CÓMIC TE LOS PUEDE FASTIDIAR. TÚ MISMO.

A VER, YO HABÍA LEÍDO EL CÓMIC ANTES DE VER LA PELÍCULA. EL CÓMIC ME IMPRESIONÓ MÁS, QUIZÁS POR HABER IDO PRIMERO. NO OBSTANTE LA PELÍCULA ME ENCANTA.

PERO PREFIERO EL CÓMIC. HAY COSAS QUE AUNQUE ESTÉN MUY BIEN EN LA PELÍCULA, A MÍ ME LLEGAN MÁS EN EL PAPAL. POR EJEMPLO, LA CARTA DE LA LESBIANA ME PARECÍA MUCHO MÁS REAL. EL DIBUJO ME GUSTA. ME GUSTA ESA FALTA DE NITIDEZ, ESA MEZCLA. TAMBIÉN HAY OTRO DETALLE QUE EN LA PELÍCULA ERA IMPOSIBLE MANTENER: NO SABES CÓMO ES LA VOZ DEL PROTAGONISTA. NO ES NINGUNA TONTERÍA, PORQUE NI SIQUIERA SABES SI ES HOMBRE.

EN CUANTO AL FINAL, A MÍ NO ME GUSTA TANTO LO DE LA MULTITUD CON LAS MÁSCARAS. SIN EMBARGO ME PARECE SUPREMA LA ESCENA EN LA QUE EVEY SE IMAGINA QUIÉN PUEDE ESTAR DETRÁS DE LA MÁSCARA. Y MUCHAS MÁS. EL CREMATORIO DE MUÑECAS, EL PERSONAJE DEL POLICÍA, LA ESCENA EN LA QUE ÉSTE MATA A V, Y SOBRE TODO SUS COMENTARIOS A LOS COMPAÑEROS TRAS HABERLE DISPARADO. Y UNA DE MIS FAVORITAS, QUE NO SÉ POR QUÉ NO SALE EN LA PELI: EN LA CONVERSACIÓN CON LA DOCTORA, DESPUÉS DE HABERLA ENVENENADO, ELLA LE PIDE QUE SE QUITE LA MÁSCARA, LO HACE, Y ELLA LE DICE QUE ES PRECIOSO. A MÍ CASI ME DA ALGO AL LEER ESO.

ESO SÍ, NATALIE PORTMAN ES NATALIE PORTMAN :-P

GRILLO SOLITARIO dijo...

POR CIERTO, SE ME OLVIDABA, MIRAD EL CARTEL DE UNA GYMKHANA ITALIANA QUE ME HA MANDADO UNA AMIGA: http://www.lerune.org/

 
click here to download hit counter code
free hit counter